25n
25N
25N

La disminución de la incidencia acumulada permite una relajación de las restricciones

La Comunitat Valenciana ha pasado en un mes de 1.550 a 155 casos por cada 100.000 habitantes

La disminución de la incidencia acumulada permite una relajación de las restricciones

La Comunitat Valenciana afronta los últimos días con las medidas restrictivas severas que han llevado a la ciudadanía a vivir en un semiconfinamiento desde inicios de enero, cuando se aplicaron para tratar de frenar el avance de la tercera ola de la Covid-19.

La tendencia a la baja de las cifras de contagios y la mejora de diferentes indicadores ha propiciado una relajación de medidas tras vivir las semanas más duras desde el inicio de la pandemia.

De hecho, el dato que ha permitido establecer una relajación en las restricciones es la mejora de la incidencia acumulada. En los últimos 14 días este dato está en descenso en la Comunitat Valenciana y ha bajado ya de los 200 casos por cada 100.000 habitantes. En concreto, se situaba ayer en 155,82 casos.

Así, la Comunitat Valenciana ha pasado de liderar hasta el pasado 15 de febrero la incidencia más alta de España a estar ya por debajo de la media estatal. Hace un mes se situaba en 1.550 casos.

Concretamente, la incidencia ha bajado 48 puntos desde el lunes, cuando abandonó por primera vez desde el 16 de diciembre la situación de riesgo extremo al bajar a 224 casos. La Comunitat Valenciana roza actualmente el umbral de los 150 casos, que permitirá salir de la zona de riesgo alto.

OBJETIVO: 50 CASOS

A pesar de esta buena noticia, la batalla contra el coronavirus está aún muy lejos de ser ganada. El objetivo de bajar de una incidencia acumulada de 50 casos que mantiene el Ministerio de Sanidad y que reclaman la mayoría de expertos en consonancia con los estándares europeos, queda aún mucho más lejano, sobre todo si se tiene en cuenta la creciente amenaza de la cepa británica, más contagiosa y presente en diversas comunidades autónomas.

En este sentido, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, instaba el lunes a “no bajar la guardia” a pesar de la “buena tendencia” de la tercera ola. Montero pedía a las diferentes autonomías no acelerar la desescalada hasta que la incidencia a 14 días por 100.000 habitantes no se sitúe por debajo de 50.

El conjunto de España se encuentra estos momentos en 217 casos, abandonando también la situación de riesgo extremo.

PRESIÓN HOSPITALARIA ELEVADA

Pese a esta mejora de los datos, la presión hospitalaria sigue siendo muy elevada, fruto de la gran virulencia de una tercera ola que sigue haciéndose notar: el número elevado de contagios hace unas semanas repercute en un número elevado de pacientes semanas después, por los propios tiempos de la infección vírica.

Por tanto, y pese a que se trata de una cifra que también tiende a la baja, la ocupación de las UCI sigue en riesgo extremo con un porcentaje del 29,66%, a cuatro puntos de bajar a riesgo alto. Actualmente hay 323 pacientes ingresados.

Un caso similar es el de las muertes, que han seguido registrando datos elevados pese al descenso de contagios por los tiempos de la propia enfermedad. La Comunitat Valenciana suma 6.553 fallecimientos desde el inicio de la pandemia, 3.578 únicamente entre el 1 de enero y el 24 de febrero, superando todos los fallecidos por Covid-19 en el 2020, cuando se registraron 2.975 decesos.

El porcentaje de ocupación de camas hospitalarias por pacientes covid también sigue en descenso y ha salido de la zona de riesgo alto al bajar del 10%. Hace una semana estaba en el 15,17% y fue el viernes cuando abandonó el riesgo extremo. Concretamente, en estos momentos hay 1.155 pacientes ingresados.

ESPERANZA EN LA VACUNACIÓN MASIVA

Ximo Puig avisaba en su comparecencia que la desescalada será “lenta, prudente y progresiva” y recordaba que “relajar medidas no significa relajar actividades, si no, volveremos atrás”. Desde la Generalitat Valenciana se trabaja con cautela para evitar un retroceso en las medidas que dejaría herida de muerte la economía valenciana.

El mantenimiento de las medidas, pese a que se revisará durante las próximas semanas, tiene como objetivo mantener ciertas restricciones hasta que pase la Semana Santa. Des de la Generalitat piden que todas las comunidades autónomas y el Gobierno lleguen a un acuerdo en el Consejo Interterritorial de Sanidad para limitar la movilidad durante estas fechas.

Precisamente, en la primera semana de abril está previsto el inicio de la vacunación masiva, con el objetivo de permitir una cierta normalidad a partir de verano. El Consell pretende que comience el 1 de abril en 161 municipios, eso sí, siempre y cuando las farmacéuticas cumplan con el envío de dosis pactadas.

De esta manera, en los 16 municipios de más de 50.000 habitantes habrá varios puntos de vacunación, como los hospitales de campaña de las tres grandes ciudades, así como otros que se puedan definir; mientras que, para los municipios de menos de 50.000 habitantes, que se concentrará en 145 localidades, habilitarán puntos en las capitales de comarca y otros que se puedan definir.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

5 × tres =

museo prehistoria