25n
25N
25N

Las 10 políticas tractoras de Sánchez ayudarán a la "Vía Valenciana" de Puig con 21.000 millones y 190.000 nuevos empleos

Sánchez ha elegido València como el primer territorio que visitar para presentar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española

Las 10 políticas tractoras de Sánchez ayudarán a la "Vía Valenciana" de Puig con 21.000 millones y 190.000 nuevos empleos
05/11/2020 -

En un acto celebrado en la Ciutat de les Arts i les Ciències, donde ha acudido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el responsable del Consell ha agradecido al presidente del Gobierno el “gesto simbólico” de iniciar en la Comunitat Valenciana su ronda autonómica de presentación del proyecto de recuperación para España, al que se llega, tal y como ha recordado, gracias al trabajo desarrollado por el Ejecutivo central en Bruselas para lograr un necesario Plan Marshall. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha reivindicado la “vía valenciana” del “acuerdo”, la “serenidad” y las “alianzas” con agentes sociales, las instituciones y las empresas para afianzar la recuperación económica, una meta en la que la Comunitat Valenciana aspira a aprovechar al máximo la financiación que ofrece la UE con la captación de fondos por valor de 21.000 millones de euros que, tal y como ha señalado, permitirían crear 190.000 empleos en los próximos seis años.

‘Los fondos del Next Generation UE supondrá un total de 140.000 millones no reembolsabes’

Haciendo referencia al mítico cineasta valenciano, Berlanga, ha empezado el discurso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien hablando de “Bienvenido, Míster Marshall”, una película de 1953 que representaba satíricamente la imagen de la España de hace setenta años, ha admitido que ante esta crisis económica, sanitaria y social que estamos sufriendo no puede tener las mismas consecuencias que mostraba el mismo Berlanga, y era como el coche de la recuperación europea de la posguerra pasó de largo por nuestro país beneficiándose por esto Europa se benefició y quedando la España franquista, al margen. “2021 puede ser, debe ser, y esa es la obligación de todos, el año en el que el coche ya no pase de largo, sino que se detiene y sube a España a bordo”, añadía el presidente, a lo que proseguía que “con otra gran diferencia”, y es que esta vez “el coche de la recuperación no viene del otro lado del Atlántico, es el coche que la propia Europa ha puesto en marcha”.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que hoy ha presentado al conjunto de la sociedad valenciana resume la respuesta por parte de España a esa gran apuesta europea, ese gran plan Marshall, el Next Generation UE, que “va a suponer para nuestro país la posibilidad de contar, entre transferencias no reembolsables y créditos, con un fondo de 140.000 millones de euros en los próximos 6 años, es decir, hasta 2026”, comentaba Sánchez. De este modo, para que nos hagamos una idea, los fondos estructurales representaron en los años 90 en nuestro país solamente en seis años en torno a 8.000 millones de euros, “y aquí estamos hablando de 6 años, 140.000 millones de euros”, comentaba Sánchez. Esto supone “una cifra inédita”, el equivalente al 11% del PIB de 2019, a la que hay que sumar los más de 79.000 millones de euros previstos para España a través de los fondos estructurales y también de la Política Agraria Común para el periodo 2021-2027.

‘72.000 millones hasta 2023 para relanzar la economia’

Así, el Ejecutivo quiere concentrar un total de cerca de 72.000 millones de euros de transferencias no reembolsables para el periodo 2021-2023, es decir, en tres años 72.000 millones de euros, con el objetivo de relanzar la actividad económica y la creación de empleo en los primeros años acelerar en un 40% los objetivos cuantitativos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, el gran compromiso y la hoja de ruta para la transición ecológica. De este modo, el Gobierno pretende adelantar a 2023 los objetivos intermedios que se marcamos en un primer momento para el año 2025.

Los cuatro ejes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española se centran en la transición ecológica, la digitalización, la igualdad de derechos reales de mujeres y hombres, y la cohesión social y territorial. Sobre estos cuatro grandes pilares y sobre estas cuatro transformaciones, el Plan desarrolla diez políticas tractoras, con una distribución de fondos y prioridades muy marcadas. Así, la primera política tractora dedica el 16% de los recursos a la Agenda urbana y rural, contra la despoblación y el desarrollo de la agroindustria. El segundo proyecto tractor se centra en las Infraestructuras y los ecosistemas resilientes, que recibirán el 12% de los recursos con inversiones verdes y azules para descarbonizar, modernizar infraestructuras clave de transporte, preservar el litoral y los recursos hídricos ante el cambio climático. Por otra parte, la Transición energética justa e inclusiva, alberga la tercera política tractora a la que se destinará el 9% de los recursos para posicionar España estratégicamente como líder de la renovación energética a escala global. EL punto cuarto de las políticas tractoras aboga por la modernización de la Administración Pública para adecuarla a los parámetros del siglo XXI, que actúe la Justicia en tiempo y forma, como motor de los cambios tecnológicos, más verde y digital, innovando y acompañando al sector privado, y creando nuevos modelos de negocio, a lo que se dedicará el 5% de los recursos.

El quinto eje del Plan que se ha presentado trata la modernización y digitalización del tejido productivo, de las PYMES, “que son muy pequeñas y que están muy atomizadas y que tenemos que seguir escalando para que puedan seguir exportando y ganando en competitividad”, ha indicado Sánchez haciendo hincapié también en la industria y el turismo, mediante medidas que acapararán nada más y nada menos que el 17% de los fondos, así como con el Pacto por la ciencia y la innovación y el Refuerzo de las capacidades del Sistema Nacional de Salud, a lo que se dedicará también el 17% de los recursos. La séptima política tractora es para la Educación y el conocimiento, la formación continua y desarrollo de capacidades que concentrará el 18% de los recursos, el mayor porcentaje de reparto en el Plan. La octava política tractora se centrará en la nueva economía de los cuidados y las políticas de empleo con una apuesta por los servicios de proximidad para que las personas mayores que no quieran ir a residencias y quieran vivir en sus casas, para lo que contará con un 6% de los fondos. Por último, las dos últimas políticas tractoras contarán con un 1,1% de los recursos para el desarrollo de la industria de la cultura y el deporte así como la modernización del sistema fiscal, a lo que Puig ha incidido con una posición crítica frente al “dumping” fiscal de Madrid.

‘Si captamos un mínimo de 14.000 millones en seis años, crearíamos 90.000 empleos’

“Sin duda, el futuro inmediato de la Comunitat Valenciana dependerá de nuestra capacidad para presentar buenos proyectos, para captar recursos y gestionarlos con eficiencia”, ha señalado el president, y ha agregado: “Si administraciones y empresas captamos un mínimo de 14.000 millones en seis años, eso se traduciría en la creación de 90.000 empleos en los próximos tres años y de hasta 160.000 empleos hasta 2026, y si alcanzamos unos fondos europeos por valor de 21.000 millones (como es nuestra ambición), llegaremos a los 190.000 empleos creados en la Comunitat Valenciana en los próximos 6 años”.

El president ha expresado también su reconocimiento al presidente por haber impulsado la cogobernanza “con un espíritu autonomista nunca antes visto” en democracia y por su “visión política” en el diseño de un “ambicioso plan concebido para transformar España de raíz, no con parches”.

“Que esta ronda de presentaciones se inicie en València lo considero un reconocimiento a la actitud y al esfuerzo colectivo de la sociedad valenciana”, ha dicho el president, que ha reivindicado la “vía valenciana” para superar la compleja situación actual.

Durante su intervención, el president ha defendido, ante la segunda ola de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia, que la cogobernanza “obliga” a las comunidades a “asumir sus obligaciones”. “No es el momento de centrifugar la responsabilidad: ni gobiernos, ni oposiciones”, ha señalado Puig, para añadir. “No podemos situarnos en la queja permanente, en la queja cuando no nos oyen, y en la queja cuando sí nos dejan actuar”, porque “no es un ejercicio de madurez” actuar de ese modo.

“Las comunidades somos Estado, y así debemos actuar como tal”, lejos del “partidismo” y guiadas únicamente “por el interés general”, “porque aquí no estamos para confrontar, sino para ayudar y proteger a los ciudadanos, y ahora es momento de evaluar con bisturí y de responder, a cada momento y en cada lugar, con proporción y guiados por los expertos”, ha dicho.

Acuerdo, serenidad y alianzas

“Acuerdo, serenidad y alianzas. Esa está siendo y va a ser la vía valenciana”, ha señalado también el president, que ha mostrado la vocación de la Comunitat de ser una referencia de la alianza entre administraciones y empresas “sin perder ni un solo día”.

Ximo Puig ha manifestado que esa “vía valenciana” se ha desarrollado a través de tres pilares. El primero de ellos es el acuerdo, y con él “la sociedad valenciana ha demostrado que es la hora de los puentes, no de los muros”, con la consecución de tres pactos: con los agentes sociales, con las instituciones y con los grupos parlamentarios de Les Corts, en torno a 1.068 medidas para la recuperación, ha enumerado.

“El segundo pilar es la serenidad: mientras otros territorios de España hacen de la confrontación, el caos y la fractura su respuesta irresponsable frente al virus, la sociedad valenciana está proyectando un clima de serenidad en todos sus ámbitos”, ha manifestado el president, que ha subrayado cómo “ha imperado el ‘trellat'”, el sentido común valenciano, “un intangible que, humildemente creo, necesita esa España tan colmada de ruido y furia”.

Puig también ha aludido a la apuesta por las “alianzas” entre el sector público y el sector privado como tercer pilar de la “vía valenciana”, en el que las instituciones, además de reforzar el “escudo social” que protege a empresas y familias, están poniendo “especial énfasis en ejercer de palanca” para que los fondos de recuperación “lleguen a las terminales nerviosas de nuestra economía: las empresas, porque son las empresas las que generan empleo y prosperidad”.

El máximo responsable del Consell ha recordado que la creación de empleo es la “piedra angular” del modelo social que defiende la Generalitat, y, dentro de este objetivo, existen tres “retos insoslayables”, como son la transformación de la Administración para la gestión (“Los nuevos fondos europeos no pueden tropezar con el embudo de la burocracia”, ha remarcado), una transición digital y sostenible “justa” y la eliminación de las desigualdades ciudadanas en función del territorio de España en el que habite cada persona.

Armonización fiscal y reforma de la financiación

En este sentido, ha insistido en la necesidad de caminar “hacia la armonización fiscal, sin paraísos fiscales, sin ‘dumpings’, sin los abusos de un ‘efecto capitalidad’ que ha convertido a Madrid en una gran aspiradora”.

Además, como ha reivindicado el president, “también es urgente corregir la insuficiencia y la inequidad del actual sistema de financiación autonómica”, y ello “por cohesión social, y también por cohesión territorial, porque un reparto más justo de los recursos y de las oportunidades será la mejor manera de unir a la España plural, diversa y real que supera en mucho la M-30”.

Puig, que ha aludido a los avances logrados con el reparto del Fondo estatal no Reembolsable de 16.000 millones y con unos Presupuestos Generales que dedican el 9,6 % de inversiones a la Comunitat Valenciana, ha señalado que “es el momento de acabar con los agravios y las asimetrías entre ciudadanos” para evitar una recuperación con diferentes velocidades. “No es un debate identitario, sino de derechos, de igualdad y de bienestar”, ha concluido.

Tal y como ha manifestado también, “más allá de himnos o banderas, es la hora de un “patriotismo cívico”, de un “patriotismo responsable, solidario y fraterno”. “Con esos valores comunes, y con un plus de esfuerzo, de unión y de voluntad para levantarnos, España podrá. La Comunitat Valenciana podrá”, ha añadido.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

quince + dos =