25n
25N
25N

Desde el pasado hacia el futuro: ¿Será Prandelli un buen entrenador para el Valencia?

En el N°100 de València Extra analizamos a los últimos entrenadores che para intentar dilucidar las posibilidades en el horizonte valencianista

Desde el pasado hacia el futuro: ¿Será Prandelli un buen entrenador para el Valencia?

Después de su salida —¡y qué salida!— del Villarreal, Marcelino quedó descartado al estar inhabilitado para ejercer el cargo según los estatutos de la Liga. Con esto sobre la mesa, García Pitarch y Layhoon Chan se han esmerado en buscar al próximo hombre que se siente en el banquillo. Y ya lo tienen: Cesare Prandelli es el elegido.

El pasado y los intentos fallidos

Ante todo, la idea principal fue buscar a uno que tuviera entre sus credenciales la bella palabra “experiencia”, en un periplo fallido que es digno de analizarse. Después de que se fuera Emery, en aquellos lejanos intentos antiguos (cuatro años atrás, suficiente para cargar los adjetivos), arribó Pellegrino a la Ciudad del Túria, quien antes de asumir al Valencia fue ayudante de Benítez en el Liverpool y parte de la dirección técnica del Inter de Milán, pero nunca entrenador.

Después llegó el único que tuvo cierta experiencia y quien eligió irse posteriormente a lograr un buen quinto puesto en la temporada 2012/2013, Ernesto Valverde. Detrás de él, Miroslav Đukić, el serbio que fue entrenador de la Sub21 de su país y del Partizan de Belgrado, con un camino por el Mouscron belga, el Hércules (donde no tuvo un buen desempeño) y el Real Valladolid (con el que ascendió a Primera). Alguien que al llegar al Valencia no pudo hacerlo bien.

Cesare PrandelliTerminada la era de Djukic, llegó Pizzi, un entrenador con una vasta experiencia en Latinoamérica, pero nula a nivel europeo. Macanudo, con pasado en la Universidad Católica (que esa temporada fue campeón), Rosario y San Lorenzo de Argentina (también campeón), llegó al Valencia, hizo una buena temporada y rozó la final de la Europa League. Hoy el argentino es el entrenador de la selección chilena, con la que ganó la Copa América Centenario. Fue un buen pasar considerando sus datos.

Ese 2014 apareció Peter Lim, sustantivo, adjetivo y verbo a la vez. Compró el club e inmediatamente empezó una época oscura para el equipo blanquinegro. Paradójica, sobre todo, porque Nuno tuvo un buen inicio, pero después se fue por la puerta ancha.

Voro, como la plataforma de descanso entre dos abismos, llegó de nuevo a salvar al equipo y dio un paso al costado para darle la oportunidad a Neville, uno de los últimos entrenadores-sin-experiencia del club que solo fue miembro de la dirección técnica de la Selección inglesa antes de asumir al Valencia. El equipo cayó en ese recordado 7-0 contra el Barcelona y fue eliminado de la Europa League, suficiente para que el bretón se marchara.

Así apareció la figura de Ayestarán. Pero a veces conviene no hablar de lo que está tan cerca y es mejor olvidar.

Cesare Prandelli, el presente que ya es futuro

Momento presente. Según el programa Onda Deportiva, la presidenta y el director deportivo se reunieron ayer con los representantes del italiano. Su llegada es definitiva. En Paterna, los dirigentes se lo han comunicado a los capitanes Enzo Pérez y Parejo, y al propio Voro, que tendrá su último partido contra los colchoneros para que el lunes mismo Pradelli tome el mando.

El entrenador, según Marca, tuvo altas pretensiones. En resumen, un sueldo y varios años de contrato, que ya han sido aceptados por los mandatarios del club. Un hecho que —como todos últimamente— solo se transformó en realidad tras la última palabra de Peter Lim.

Prandelli sí tiene experiencia y un pasado respetable en el fútbol europeo y sobre todo italiano, aunque su éxito sea relativo. Fue jugador de la Juventus, con el que consiguió varios títulos, una buena base a considerar. Sus últimos tres pasos son los que seguramente convencieron a Suso para ficharlo: Fiorentina, la Selección italiana y el Galatasaray.Cesare Prandelli

En 2005, firmó con los lilas y duró hasta la temporada 2009/2010, ganándose el respeto de la Serie A y erigiéndose como entre. Aquí llegó a la Selección italiana, que cayó ante España en la final del a Eurocopa 2012 con esa estrepitosa goleada y fue eliminada en la primera fase del Mundial de Brasil 2014.

Su último equipo fue el Galatasaray, donde logró el tercer puesto en la liga local y fue eliminado de la fase de grupos de la Champions.

¿Qué se espera de Prandelli?

A pesar de la inexperiencia de entrenadores que sin embargo lograron buenas posiciones y hasta presencia en ligas europeas, queda claro cuán exigente es la afición che cuando se trata de ver a su equipo en lo más alto. No es para menos: el Valencia es reconocido en todos los continentes como uno de los cuatro grandes del fútbol español.

Este es precisamente el peso que cargará Prandelli sobre sus hombros, un entrenador que tiene en el 4-2-3-1 una formación predilecta (algo que puede adaptarse a las posibilidades del plantel) y un rendimiento de victorias cerca del 50%. Para hacer feliz al valencianismo, Prandelli deberá disponer de estos antecedentes y cultivar triunfos de inmediato.

Por ahora, todo indica que Voro será el encargado de comandar al equipo hasta el partido contra el Atlético Madrid de este domingo. Desde allí en más empezará la era del nuevo entrenador. El período del alcudiense, corto pero intenso, habrá terminado; la despedida —como esos amores de fin de verano— será dolorosa pero necesaria para otear nuevos horizontes.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

4 × cuatro =