25n
25N
25N

Las derechas contra el valenciano

Los principales partidos de la derecha valenciana abogan por eliminar el requisito lingüístico o las ayudas para la normalización del valenciano

Ciudadanos

Las derechas contra el valenciano
11/04/2019 -

En el conjunto nacional, en especial tras la irrupción de la ultraderecha de Vox en Andalucía, tanto el Partido Popular (PP) como Ciudadanos (Cs) transformaron sus discursos. Las propuestas en las que coinciden son cada vez más y en la Comunitat también ocurre. Esa nueva cercanía se ha traducido en retomar una ‘batalla’ que, aunque los tres la sostenían, había quedado relegada a un segundo plano. Ahora vuelve a estar de actualidad y aparece en las principales propuestas de cara a las dobles elecciones del 28A. Se trata de una lucha contra una supuesta ‘imposición’ del valenciano que aseguran desde la derecha valenciana, desde la que se aseguró, incluso, que el “castellano peligra en la Comunidad”.

Desde PP, Ciudadnos y Vox se hace hincapié en una supuesta “libertad” que pasa, en especial, por eliminar el requisito lingüístico en las oposiciones. Esto da lugar, por tanto, a desatender el derecho recogido en el Estatut de poder ser atenido en los dos idiomas oficiales de la Comunitat.

En la escuela

Uno de los principales ‘campos de batalla’ en el que hacer un uso político de la lengua para los tres partidos es en Educación. Bonig ha prometido en numerosas ocasiones la “libertad de elección” de los padres y madres para escoger escuela y, así, evitar la supuesta “imposición” del valenciano como lengua vehicular. En la misma sintonía, Cantó llegó a asegurar que familiares suyos no podían dar “ni una hora” de castellano en los centros en los que estudiaban, algo falso. El candidato de Vox a la Generalitat, José María Llanos, fue más allá a la hora de relacionar el valenciano “de Compromís” con la educación: “No puede ser que en Valencia se enseñe que somos catalanes“.

Con la actual legislación, la cercanía a los centros escolares da más puntos, pero no pone ninguna limitación geográfica a la elección. Además, deben impartirse mínimo un 25% de las horas en castellano y valenciano, por lo que siempre se dan los dos idiomas; la lengua vehicular se decide por el Consejo Escolar del propio centro en el que los padres también están representados.

Un informe de la Universitat de València señaló hace unos días que el ‘distrito único’ propuesto por el PP valenciano no funciona, pues la elección de los padres se basa en proximidad incluso el único curso -2014/2015- que estuvo implantado. De hecho, señala que la mejora de la elección de los padres y madres pasa por ofrecer más centros en la zona, no por eliminar las baremaciones por cercanía.

Relegar el valenciano

El presidente del PP nacional, Pablo Casado, propuso el mes pasado su ‘Ley de Lenguas’. Esta tiene 4 pilares: castellano vehicular en la Administración; oposiciones en castellano sin requisito lingüístico; señalización en castellano y, por último, extenderlo también como lengua de enseñanza en todo el Estado. Defiende, en definitiva, relegar el valenciano -y el resto de idiomas de España- a un segundo plano, una propuesta que, según advirtió el Director General de Política Lingüística “anticonstitucional“. “El artículo 3 de la Constitución y la Ley del Estatut de Autonomía dice que hay dos lenguas cooficiales y ninguna de las dos puede estar por encima”, detalló el director Rubén Trenzano.

También en el ámbito de la educación Cantó prometió “acabar con los barracones”. El dinero para ello, asegura, lo puede conseguir al eliminar órganos como la Conselleria de Transparència, À Punt o suprimir las ayudas para la normalización del valenciano.

Contrarios al Estatut y la Constitución

Los tres partidos de la derecha coinciden en la idea de eliminar el valenciano como requisito para trabajar en la Administración pública valenciana. Pese a que este requisito es algo habitual en el Estado, pues se da en Galiza, Euskadi, Balears y Catalunya, a los políticos valencianos les parece que esto pone en “riesgo” de desaparecer al castellano.

El candidato de Ciudadanos defiende que el valenciano sea un “mérito”, es decir, que sume puntos en las oposiciones -según cual-. Asegura que la legislación actual del Govern del Botànic se traduce en una “imposición” de la lengua y que él promoverá su eliminación porque cree “en la libertad”, según aseguró en una entrevista a La Vanguardia.

Bonig promete una futura “libertad” que pasa por eliminar este requisito, que recuerda que es como en Catalunya o Balears -y Galicia, gobernada por el PP-, porque hacerlo “es seguir el juego al independentismo“.

Como detalla el artículo 9.2 del Estatut d’Autonomia de la Comunitat Valenciana, “los ciudadanos valencianos tendrán derecho a dirigirse a la Administración en cualquiera de sus dos lenguas oficiales y a recibir respuesta en la misma lengua utilizada”. También la Constitución detalla que las demás lenguas del país, además del castellano, son “patrimonio cultural” y serán “objeto de especial respeto y protección”. Los tres partidos hacen propuestas contrarias al Estatut y a la Constitución.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

8 − 6 =

diputacion de valencia 25n
25 paiporta 2019
25n el puig
alcasser 25n 2019
massamagrell 25n
alcasser 25n 2019
diputacion de valencia 25n
25n el puig