25n
25N
25N

Cuidem Benimaclet celebra la revisión del PAI pedida por Ribó por alejar el "urbanismo caduco y especulativo"

Añade que “queda camino” en favor de un modelo “participativo, feminista y ecologista” y ve “necesario repensar el barrio” entre todos

Cuidem Benimaclet celebra la revisión del PAI pedida por Ribó por alejar el "urbanismo caduco y especulativo"
16/07/2020 -

Cuidem Benimaclet ha celebrado este jueves la revisión planteada por el alcalde de València, Joan Ribó, del PAI promovido para este barrio por Metrovacesa y ha considerado que supone “un paso” que aleja esta zona de la ciudad “de un urbanismo caduco y especulativo”. No obstante, ha indicado que “todavía queda camino para proyectar un urbanismo participativo, feminista y ecologista” y ha considerado “necesario repensar el barrio” entre todos.

La pasada semana, en una reunión con representantes de la citada empresa, Ribó planteó que en el desarrollo del PAI se mantenga huerta, que se haga consensuándolo “al máximo” con los vecinos y que la urbanización y los edificios que se creen estén “integrados” con las construcciones y dotaciones “del barrio anterior”. Ribó indicó que eso es algo que no ve “de forma clara en lo presentado por Metrovacesa”.

Por su parte, la vicealcaldesa y edil de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, pidió “calma” y “paciencia” al hablar del PAI de Benimaclet y defendió que se aborde “con el mayor consenso” y con “una visión global” del barrio. Apostó por que esta zona cuente con “dotaciones públicas, escuelas, un gran parque, zonas verdes y un centro cultural”, además de abogar por proteger su patrimonio natural.

Representantes de Cuidem Benimaclet han analizado este jornada la idea municipal, han presentado su propuesta para desclasificar los terrenos sobre los que se proyecta la actuación urbanística y han hablado de la participación abierta para “ofrecer una alternativa” al plan ateniendo “las necesidades del barrio”.

“Estamos preparadas para continuar defendiendo nuestras propuestas: desclasificación de los terrenos del PAI, intervenciones en los propios terrenos y un proceso participativo hecho desde el vecindario –‘Repensem Benimaclet'”, ha indicado la plataforma. Ha afirmado que en el “nuevo escenario” seguirá “pidiendo la desclasificación” del suelo en favor de la huerta “porque es una herramienta legal y viable, como demuestra el informe que hizo la Universitat de València”.

“Se trata de aplicar la ley vigente para proteger y mejorar unos terrenos que ya son (o pueden ser) un puntal para el barrio. Tenemos razones ecológicas para proteger una tierra fértil, un ecosistema y un patrimonio que fue recientemente catalogado patrimonio inmaterial por la Unesco”, ha agregado la entidad.

Cuidem Benimaclet ha considerado que hay “un futuro que proteger”. “De esta tierra se venden las verduras que comemos, frescas, sanas, ecológicas. No es momento de reducirla sino todo el contrario”, ha apuntado, además de señalar que continuará interviniendo en los terrenos del PAI “que los bancos y las antiguas constructoras han degradado” porque “ya han sido patrimonializados por el pueblo”.

“De manera autogestionada han sido recuperados por el barrio y para el barrio. Se han creado huertos urbanos, zonas comunitarias. Se mantiene huerta tradicional y se ha recuperado patrimonio histórico y acequias derruidas. Es un orgullo para nosotros que terrenos que habían quedado abandonados durante décadas ahora sean del barrio”, ha agregado. Ha dicho que esto evidencia “la capacidad de un barrio de crecer más allá de instituciones y empresas”.

La portavoz de Cuidem Benimaclet, Mar Ruiz, ha insistido en la decisión del colectivo de proteger la huerta y ha destacado que esta no es solo para este barrio sino “para toda la ciudad”, tras lo que ha aseverado que es “un valor” que se debe “defender, promover y ampliar”. “Se ha demostrado que se han recuperado suelos abandonados. No son suelos yermos, se pueden cultivar”, ha expuesto.

Ruiz ha instado a “priorizar” a la hora de acometer las actuaciones urbanísticas. “Venimos de un paradigma económico basado en la construcción como un valor seguro pero hoy en día hay superávit de viviendas –en València–. No hay que construir más”, ha añadido.

Respecto al coste que tendría revertir la clasificación del suelo considerado urbanizable, la portavoz ha recordado que según “un informe hecho por un equipo de catedráticos de València” se cifra en 12 millones de euros mientras que la promotora calcula 50. “A una empresa que se le rechaza un proyecto de 1.350 viviendas no le queda más remedio que intimidar al Ayuntamiento”, ha apuntado.

Cuidem Benimaclet ha comentado que a través de ‘Repensem Benimaclet’
se trabaja para “crear una alternativa al PAI construida desde el feminismo”, poniendo “la vida en el centro” y desde “la participación” para dar “voz a las diversas personas que componen” el barrio.

“CARENCIAS DETECTADAS”

“Entendemos que necesitamos una propuesta construida sobre las carencias detectadas, las expectativas y deseos expresados. Solo así aquello que se proyecte en los terrenos del PAI responderá a las necesidades reales de las personas que habitan en el barrio, mejorará la calidad de vida, la cohesión vecinal y será sostenible”, ha planteado la plataforma.

Tras ello, el colectivo ha aludido a “las expulsiones de vecindario por los procesos de gentifricación y de especulación con la vivienda”. “Es imprescindible acercar a las personas la idea de que no falta espacio. El problema es la subida de precios y las nuevas viviendas no lo arreglarán”, ha expuesto y ha mostrado su “no rotundo al PAI propuesto por Metrovacesa”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

trece − 3 =