25n
25N
25N

Cuidem Benimaclet critica que Metrovacesa "no recoge demandas vecinales": "quieren hacer negocio destruyendo el barrio"

Cuidem Benimaclet critica que Metrovacesa "no recoge demandas vecinales": "quieren hacer negocio destruyendo el barrio"
14/02/2020 -

La plataforma Cuidem Benimaclet ha asegurado que “es mentira que el PAI de Metrovacesa recoja las demandas vecinales” del barrio de Benimaclet y que “quieren hacer negocio destruyendo la huerta y el barrio”.

Según ha explicado la plataforma ciudadana en un comunicado, “no es cierto que Metrovacesa incluya una escuela infantil y una residencia para mayores en la ejecución del PAI” y que “respete las directrices consensuadas en el proceso participativo ‘Benimaclet és futur’ hecho en el barrio”.

Además han denunciado que Metrovacesa “no es agente urbanizador del PAI Benimaclet”, por eso, “todavía se está a tiempo de no adjudicar a Metrovacesa el PAI de Benimaclet y declarar una moratoria o paralización”.

“Somos miles las vecinas y vecinos que hemos firmado y queremos la desclasificación del suelo del PAI” para, según ha indicado la asociación, “trabajar colectivamente en un nuevo diseño, fruto de las necesidades reales del vecindario”. El Tribunal Supremo “ha avalado la desclasificación en otros lugares de la Comunitat Valenciana y, por lo tanto, es un escenario posible, que la administración tiene que querer asumir”.

La Plataforma Cuidem Benimaclet “está siendo ignorada estas últimas semanas como interlocutor del Ayuntamiento, mientras Metrovacesa va trabajando y, al día siguiente de la histórica y unitaria movilización vecinal a Benimaclet el pasado 26 de enero, se constituyó como Agrupación de Interés urbanístico”, ha denunciado la asociación.

“A pesar de la predisposición de Cuidem Benimaclet y de haber difundido a los medios su intención de reunirse con los colectivos y asociaciones vecinales de Benimaclet para conocer todas las posturas y propuestas, la regidora de urbanismo, Sandra Gómez no ha tenido tiempo de encontrarse con nosotros”, ha manifestado la plataforma y ha remarcado su “absoluta disponibilidad” para reunirse y recordar que ellos han actuado y que “es hora de que el Ayuntamiento lo haga también”.

“LA CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS VIVIENDAS NO ES UNA NECESIDAD”

Cuidem Benimaclet ha explicado que en València hay planificadas actualmente “10.000 viviendas más, y ya hay más de 60.000 vacías en la misma ciudad”. “El propio Ayuntamiento, a partir de los datos de vivienda sin suministro de agua o sin contrato de agua calcula 50.000, es evidente que la construcción de nuevas viviendas no es una necesidad real del vecindario a estas alturas”, han añadido.

Por otro lado, han manifestado que “las casi 17 hectáreas que ocupa el PAI de Benimaclet albergan en la actualidad iniciativas colectivas y vecinales que, dado el abandono de los terrenos, consecuencia de años de litigios entre entidades financieras y promotoras, han dado ya respuesta a necesidades visibilizadas por el propio vecindario”.

“Sobre 19.000 metros cuadrados se utilizan a modo de aparcamientos, huertos urbanos, también promovidos y trabajados por los vecinos y vecinas que ocupan actualmente una superficie de 33.641 metros cuadrados, así como huerta en explotación tradicional (más de 15.000 metros cuadrados), huerta de explotación tradicional potencial (12.411 metros cuadrados), zonas hasta ahora comunitarias (10.430 metros cuadrados), zonas salvajes (24.108 metros cuadrados) y caminos históricos (Farinós, Fuentes y Vera)”, han indicado.

Según ha explicado la plataforma ciudadana, “hay que parar el PAI Benimaclet Este, enmarcado en un PGOU obsoleto y mantener Benimaclet como zona de transición a la huerta protegida de Alboraia. Una solución que ha sido validada recientemente con el estudio del equipo del profesor Andrés Boix de la Universitat de València que reduce el coste de la desclasificación, opción que propone Cuidem Benimaclet, sobre 11 millones de euros”.

“La manifestación hecha recientemente, con gran éxito de convocatoria, es una demostración de la voluntad popular que tendría que obligar al gobierno municipal a repensar el modelo urbanístico y la necesaria definición ya de las medidas de transición hacia un modelo no basado en el crecimiento ilimitado”, han añadido.

Según ha expresado Cuidem Benimaclet, “hay que tener en cuenta la realidad demográfica y ecológica de la zona donde se ejecutaría el PAI, no es el momento de elegir el camino fácil y dejar de lado la responsabilidad ciudadana”. “La administración tiene la obligación de escuchar a la ciudadanía y, si no lo hace, se encontrará con el vecindario en la calle con la formación, la cohesión y la fuerza necesarias para frenar este macroproyecto”, han concluido.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

15 − tres =