Mata: "Hay una consolidación muy potente del Botànic por el trabajo del PSPV y Compromís"

El síndic del PSPV asegura que su partido quiere que se reconozca lo que ha conseguido con Compromís en la nueva edición de Converses de Valencia Extra

Mata: "Hay una consolidación muy potente del Botànic por el trabajo del PSPV y Compromís"

Después de hablar con la Vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, el especial de Converses de cara al 28-A tiene como nuevo invitado a Manolo Mata. El síndic del PSPV en Les Corts Valencianas analiza la gestión y el papel que ha aportado su partido a la legislatura del Botànic con Ximo Puig como Presidente.

El lema del PSPV es ‘Seguir sumando’ en estas elecciones que son claves, pero también caen en puente. ¿Hay posibilidad de seguir sumando?

Claro que sí. Siempre digo que en esta campaña no se trata de buscar el voto ideológico ni el de la buena sintonía política, sino el de la buena gente, y la buena gente es la que no roba, la que no miente. Aquí hay un espectro muy amplio y se puede seguir sumando.

Mercedes Ventura y Antonio Subiela (Cs) con Manolo Mata (PSPV) | P. Plaza

En esta legislatura hemos visto muchos acuerdos incluso con otras formaciones, como Ciudadanos. ¿Ves posibilidades de llegar a acuerdos con Toni Cantó, que ya os ha puesto una línea roja?

Lo que es inevitable es pensar que la fragmentación ha venido para quedarse y a partir de ahí hay que sumar. Un parlamento que tiene la mitad de los votos aprueba leyes y nosotros hemos aprobado 88 leyes con el 99,9% de apoyo de Compromís, con el 70% de Podem, el 50% de Ciudadanos y el 35% del PP. Hay espacios para encontrarse. Yo creo que nosotros estamos luchando para tener un Govern del Botànic 2 y yo no contemplo otro escenario. Otra cosa es que una vez se configuran Les Corts y un Botànic 2 se busque configurar una mayoría mucho más amplia para hacer políticas sociales, políticas económicas, medioambientales… hay retos globales y todos tenemos que estar de acuerdo, sean de extrema derecha o de extrema izquierda.

Un aspecto más que ha demostrado es la buena sintonía con los otros dos síndics de gobierno, con Fran Ferri de Compromís y con Antonio Estañ de Unides Podem.

Bien, yo pienso que la simpatía personal en la política es muy difícil de elaborar. Y gente que no conocíamos de nada como es el caso de Carolina Punset o Alexis Marí, una vez han entrado a ver qué son Les Corts y qué medidas se toman ha habido muchos acuerdos. Es fascinante el caso de Podem. Al cabo de seis meses no era casualidad que algunos diputados y diputadas de Podem dijesen que aquí se trabajaba mucho porque había una imagen creada de que había una casta política que no pegaba ni chapa y que ganaba mucho dinero y los diputados de Podem cobran más que los del PSPV, por ejemplo.

¿Piensas que puede haber un pacto a la andaluza aquí?

Yo creo que aquí lo que está en peligro es la democracia. La sanidad universal o la educación gratuita está en peligro. Vox es un fenómeno diseñado por Steve Bannon en toda Europa que ha triunfado en Polonia, Hungría, Italia, Finlandia… y es una operación que pretende acabar con la democracia como la hemos entendido. Por ejemplo, Vox dice: “Hay que mantener tres servicios públicos esenciales: policía, ejército y justicia, y el resto a la privada”. Son cosas que no tienen nada a ver sobre todo con cómo hemos estado viviendo desde que acabó la Segunda Guerra Mundial en 1945.

“Estamos luchando para tener un Botànic 2”

Incluso también hay otras fuerzas que no son de extrema derecha, como PP y Ciudadanos, que prometen una revolución fiscal, una bajada de impuestos generales. ¿Cómo se mantendrían los servicios públicos?

De las fuerzas políticas de la derecha, Vox dice que el problema de España es el incremento de impuestos a los ricos. El PP habla de “alivio” fiscal, que es conceptual. La gente se alivia cuando tiene una pena y mejora. Pero el “alivio” es el patrimonio, gente que tiene 600.000 euros y una casa de al menos 300.000, son los únicos que pagan. En la Comunidad Valenciana, son 22.000 personas de los 5 millones de habitantes. Pues que voten estos al PP. Esta gente tiene 35.000 millones de euros, una media de 1 millón y medio. También hablan de impuestos de sucesiones y donaciones, pero el 87% de las personas no hablan más, solo 5.500 personas que han heredado más de 173.000 euros y tienen que pagar. Que estas personas voten también al PP.

mata

Ciudadanos dice de bajar el tipo marginal de IRPF del 45 al 40%. La gente no sabe muy bien qué paga de renta. Por ejemplo, los que ganan 15.000 €, muchísima población, no paga nada. Los que ganan 35.000 tienen los 15.000 exentos, y del resto, pagan el 19% y a partir de aquí va creciendo. Pero si una persona gana 1 millón de euros, pagaría el 45% de lo que gana a partir de 60.000 euros. Siguiendo la teoría de Ciudadanos, esta persona que gana 1 millón de euros se ahorraría 50.000, pero esto tiene un efecto recaudatorio, ¿de dónde sacas el dinero?

Otra propuesta revolucionaria que me hace mucha gracia es que dice que en las zonas despobladas habrá una rebaja fiscal del 60%. ¿Cuánta gente en áreas despobladas gana 15.000 euros? Los pensionistas, la gente que cobra menos… no pagan nada. Pero el señorito que tiene las fincas, el que gana el millón de euros, es quien tendría la rebaja. Yo creo que esto es el drama que está pasando en España. Si la gente fuera consciente de esta realidad, nunca en la vida apoyaría una bajada de impuestos que no solo no les afecta, sino que menguaría los recursos públicos. El modelo de sociedad empeoraría.

¿Están en peligro los servicios públicos con estas rebajas fiscales?

Totalmente. No solo por rebajas fiscales, sino porque filosóficamente hay gente que quiere acabar esto. Cuando ocurrió el Katrina en New Orleans, el gobierno de Estados Unidos, siguiendo las teorías de Hayek, Freeman y la extrema derecha, pensó “aprovechando que han arrasado los colegios, no volvemos a construir los colegios públicos y damos a la gente un cheque para que vayan a la escuela que quieran”. Habría escuelas low cost, escuelas de lujo… pero el cheque sería igual para todo el mundo. Es el deseo hoy de Vox, PP y Ciudadanos.

Estamos hablando de una cosa muy grave, puesto que podríamos perder la sanidad o la educación para todos.

Para fijarte en qué está pasando, tenemos que fijarnos en EE. UU. Es un país de gran desigualdad, donde hay una asistencia sanitaria para pobres de baja calidad, y un sistema de seguros privados. Por eso, la expectativa de vida es mucho más baja que en España, que es el segundo país del mundo donde la gente vive más años, con una media de 83 años… esto es una virtud de la dieta mediterránea, del sol español… y de la sanidad pública. Es un sistema que no cayó del cielo, fue una ley del año 86 que universalizó la sanidad.

Cantó anunció que si cerraba la nueva televisión valenciana, que ha costado de abrir, podría con el dinero construir colegios en lugar de barracones. ¿Qué le parece?


Esto es absoluta demagogia. Cantó vivió una televisión dónde en él le pagaban cantidades muy interesantes, con muchos enchufados. Ahora tenemos una televisión modesta, pero que hace un servicio público impagable. Tenemos dos lenguas a la Comunidad, hay que promocionarlas; tenemos comarcas que tienen que ser escuchadas, tenemos tradiciones…

¿Podemos volver a decir que la televisión pública está en peligro?

Claro, está en peligro todo. Están en peligro las libertades. Hay gente que dice que el matrimonio homosexual hay que anularlo, el hijo de Suárez habla del aborto en unos términos dramáticos… La gente que aborta es una decisión durísima, pero el Estado ha garantizado el derecho para que la gente no sufra otras consecuencias. En España hay menos abortos que cuando no había ley del aborto. Hay gente que no cree que la violencia de género sea una realidad, que no cree que por el hecho de ser mujer tengas un riesgo de morir, y que no hay que invertir en esto. Está en peligro el modelo de sociedad que hemos conocido, que es una sociedad amable, que no deja a nadie tirado. Que si tienes problemas económicos, hay una red familiar que te apoya, está prevista una renta valenciana de inclusión, un sistema sanitario muy potente… el tema de la hepatitis C es importantísimo, hay un 3 o 4% de la población que la sufre y muchos ni lo saben. Es una dolencia silenciosa, pero que a veces se destapa y puedes morir. Por ejemplo, el tratamiento contra la hepatitis C es muy caro, unos 20.000 euros. Y aquí hemos atendido a 15.000 personas, siendo una comunidad que no es rica, pero la prioridad es la gente.

Bonig dijo también que si gobierna el PSPV no habrá trasvase del Tajo.

Es la gran falacia. Cuando el PP seencabezonó en que había que hacer un trasvase del Ebro, la gente normal pensaba que era imposible hacer una cañería de 1.000 kilómetros que atraviese tantas provincias, y anti ecológico. Buscamos otras soluciones, como desaladoras. Creo que hemos sufrido derrotas electorales, en Murcia por ejemplo, donde todavía está el cartel en el Ayuntamiento de «agua para todos». Era una satanització de los socialistas porque no estaban de acuerdo con el trasvase del Ebro. El PP ha borrado de su programa electoral nacional el trasvase. Pero aquí el asunto era de tal nivel que Camps expropió tierras por donde se suponía que pasaba el trasvase.
mata_estatut

La realidad es que, cuando esto pasaba, un gobierno socialista invertía en depuradoras. Hoy la depuradora de Torrevieja suministra agua a dos millones y medio de personas y está en mitad de su capacidad. Además, sí que hay un trasvase que está blindado por el Partido Socialista, que es el trasvase Júcar-Segura. Bonig se ha quedado sin discurso, porque la derecha siempre vive de un enfrentamiento. El agua es un tema esencial, pero yo creo que las nuevas tecnologías, el sentido de la gente, la reutilización… puede resolver el problema.

“Si la gente fuese consciente de la realidad española, nunca apoyaría una bajada de impuestos”

Otra guerra histórica que vuelve a primera línea es el valenciano. ¿Qué le parece que tres partidos de derecha lo rechacen y la izquierda parezca la única que lo defienda?

La verdad es que la lengua no tendría que ser un elemento de confrontación. La derecha vivió muy bien esta confrontación en los años 80, y no han caído en que hay 35 años de aplicación de la Llei d’Ús i Ensenyament del Valencià, que hay al menos dos generaciones que se ha criado con esta ley que hablan con toda normalidad en valenciano, en los bares, en la escuela… es impresionante. Todas las encuestas dicen que no hay nadie que no sepa castellano. Ellos hablan como si el castellano estuviera en peligro.

¿Qué le parece que Toni Cantó en Canal 9 hablara valenciano y ahora lo rechace?

Bien, su padre era un militante nacionalista del PSPV. No sé por qué hace esas cosas, creo que no se cree lo que dice. Que el PSPV es el PSC valenciano… creo que la batalla de València, de la lengua, contra la autonomía, etc. las están reviviendo y es un drama porque es lo que más paz ha llevado a esta tierra y al conjunto de España.

¿Cómo valora las últimas encuestas?

Manolo Mata

Manolo Mata, síndic del PSPV | P. Plaza

Las valoro positivamente, siempre es mejor que las encuestas digan que sacarás buen resultado. Pero creo que la gente, como decía el doctor House en su serie, «todos mienten». Está infravalorada la posición de la extrema derecha, que es un voto que a la gente le da vergüenza decirlo, pero probablemente en las urnas esté. Estamos viendo con preocupación la evolución de Podem, pero creo que hay una consolidación Botánica muy potente. Lo que ha hecho PSPV y Compromís queremos que tenga un reconocimiento.

¿Cree que habrá una alta participación el día 28 de abril?

Es deseable, pero de todas las variables que había para el adelanto electoral, lo más preocupante era que coincidiera en un puente importante, pero me están diciendo que, por ejemplo en València ciudad, hemos multiplicado por 5 el voto por correo. Creo que si la gente sabe el que se juega, participará, presencialmente o por correo.

¿Le preocupa especialmente el resultado de Unides Podem?

Sí, porque generó una expectativa muy buena a la hora de diagnosticar los problemas, pero a la hora de proponer soluciones, creo que han fracasado. Es una fuerza en la cual su elector es muy bien intencionado, pero también se ha visto frustrado. Además, creo que son estructuras políticas muy complicadas, me fastidia que la gente más talentosa de Podem que he conocido en Les Corts ya no estén en primeras filas. Como Antonio Estañ, David Torres… mucha gente.

“Vivimos en una comunidad maravillosa donde los problemas se pueden resolver conjuntamente”

En cinco bloques, ¿cuáles son los grandes ejes del programa electoral del PSPV?

La gente lo que quiere es una valenciana o valenciano que se levante por la mañana y vaya a trabajar o a buscar trabajo y coja Metrovalencia. Si lleva los hijos en las escuelas o universidades, son valencianas, financiadas por la autonomía valenciana. Si están enfermos, van a la sanidad pública financiada por la Generalitat. Al final, quieres seguir sumando. ‘Seguir sumando’ quiere decir que estamos creciendo más que la media nacional, hay 250.000 personas trabajando que no trabajaban gracias a programas como Avalem Joves.

Uno de los mitos de la derecha siempre es que la derecha está muy bien, pero para los pobres. Que las victorias económicas son de la derecha es una falsedad. Nosotros teníamos un paro del 23% y hemos bajado al 13, que es mucho todavía. Tenemos un crecimiento económico más alto que la media nacional, unas inversiones extranjeras que se ha multiplicado, el turismo va bien… tenemos problemas, claro. El problema esencial de esta sociedad es la desigualdad, y quien piense que la derecha lo resolverá, está engañándose.

“No somos una comunidad rica, pero la prioridad es la gente”

Uno de los otros problemas es la financiación. ¿Para la siguiente legislatura se resolverá?

Se frivoliza mucho con esto. No sé por qué no se habla de algunos temas. La propuesta de financiación del PSPV es una propuesta de financiación autonómica consensuada con Compromís y con el gobierno valenciano. Sabemos qué IVA o qué impuestos transferidos queremos, y lo aprobaron los expertos. Cuando escuchas al PP o a Cuidadanos hablar de financiación, es una broma. No están dispuestos a hacer que la parte del pastel del gobierno central sea para los valencianos. No creen en la autonomía. Yo soy pesimista porque creo que el parlamento español no tendrá nunca las condiciones, o al menos en una generación, de buscar un modelo de financiación equilibrada para toda espanya.

pspv_primarias

Dicho esto, el año pasado había un presupuesto diseñado para el 2019 que garantizaba 1.400 millones en inversiones, que resolvía la condonación de la Marina, muchas inversiones… podemos resolver el tema de la deuda. El otro día, Sánchez en Castelló dijo que buscará una solución de financiación para la Comunidad Valenciana. Creo que esto es clave. La financiación para toda España, que está tan fragmentada, tan discorde, es muy complicada. Cuando se sientan Bonig y Feijóo, hablan de un modelo de financiación que perjudica en todos los niveles al valenciano, porque él habla de una Galicia ruralizada, empobrecida… nosotros en cambio tenemos ciudades muy importantes, y el modelo de financiación tiene que ver también con los impuestos transferidos. No puede ser que haya una carrera fiscal en las autonomías de la derecha para eliminar impuestos esenciales para los valencianos.

¿Cómo valora el requisito lingüístico que Bonig no defiende, aunque en Galicia donde está el PP sí esté?

En la época del PP estaba. Mis padres eran de Alzira y de Carcaixent, yo ya nací en València y entre ellos hablaban en valenciano, pero para que yo no me contaminara, me hablaban en castellano. Aquí hay mucha gente que piensa que el valenciano es una cosa de los pueblos, una cosa anacrónica. No ha habido una burguesía valenciana que apostara claramente por el valenciano. Gente como Francesc de Paula, gente ilustrada valenciana que formaban parte de una burguesía, ha desaparecido. Y Bonig vive instalada en esto.

¿Considera que el adelanto electoral está focalizando en València el debate electoral?

Totalmente. Creo que a partir de ahora las elecciones valencianas no irán con el resto de comunidades. Además, se habla del problema valenciano. Sánchez vendrá cuatro veces aquí en esta campaña electoral. Los líderes nacionales vienen y tienen que hablar de cosas que nos interesan, porque hemos combinado una situación apasionante: el problema valenciano con una dinámica nacional. Creo que lo que estamos jugando, por parte del PSPV, es el futuro del socialismo democrático. Tenemos un modelo exportable, que es Portugal, la Comunidad Valenciana y Sánchez. Creo que todavía tenemos opciones de frenar a la extrema derecha a Europa. Era el momento de ligar nuestro destino a un partido socialista amable, con un concepto abierto de una España plural y diversa. Esta apuesta creo que es muy buena.

“Hemos combinado una situación apasionante: el problema valenciano con la dinámica nacional”

¿Qué sensaciones tiene para el 28-A?

Creo que estamos en peligro, hay que continuar la movilización, la resistencia y exigir a la gente que piense. La guerra es brutal. Bolsonaro ganó las elecciones con mentiras que venían por Whatsapp, la gente recibía mensajes inciertos que cabrean. Siempre se dice que a Trump lo llevaron al gobierno hombres blancos cabreados, pues ahora lo que se quiere es cabrear a la gente. Vivimos en un país fantástico, una comunidad maravillosa, donde los problemas los podemos resolver conjuntamente. Si hay una mayoría social que apueste por gobiernos de izquierdas amables, que no queramos problemas… gobernaremos. Pero si volvemos a la política de la crispación, del enfrentamiento y las mentiras, tenemos riesgo de que vuelva la involución, agravada por la extrema derecha.

¿Coincide con la afirmación de Sánchez que el voto femenino será condicionante?

Totalmente. Siempre digo que en la plaza de Colón habría muchos machotes, pero ¿y las mujeres que llenaron todas las plazas de España el 8M? Las mujeres son la mitad de la población que está en peligro de morir por ser mujer. Además, cuando hay oposiciones a jueces, a la administración pública… la mayoría son mujeres. Es tan injusto que por el mismo trabajo una mujer gane menos dinero que un hombre… O la evolución que se ha hecho con los permisos de paternidad. No es una cosa estética para que los hombres cuiden de los niños, es para que las mujeres que tienen una carrera profesional no la vean frenada para cuidar a los hijos. Creo que las mujeres son conscientes de lo que se están jugando. En las encuestas, que esta sí que me la creo, tres cuartos de los votantes de Vox son hombres. Por lo tanto, las mujeres son las que pueden frenar a la extrema derecha.

En el primer debate electoral que hemos visto aquí, Ximo Puig dijo al acabar «Votad al PSPV, pero si no, votad a cualquier fuerza progresista». ¿Qué piensa usted de esta afirmación?

Ximo es una de las personas más especiales que he conocido en mi vida. Hace cuatro años que estamos trabajando con una intensidad y simbiosis espectacular. Él es un progresista valenciano, valencianista de izquierdas, ecologista y feminista. Nosotros pensamos que la militancia política en la izquierda es muy accidental porque hay gente por su formación o amistades… pero hay muchos lugares de encuentro. Creo que esa es la apuesta. Hay que hacer un llamamiento a que la gente vote al PSPV, que el socialismo democrático es el único que puede ayudar a las políticas de derechas. Pero si alguien cree que no está convencido que seamos la solución, que vote a progresistas. Porque al final pobremos ponernos de acuerdo, y con los otros es imposible.

¿Cómo encara las dos últimas semanas?

Con muchas ganas. Yo provoco que la gente piense, y lo hago cada día a cada minuto. La gente ya no lee diarios, se queda con los titulares. Creo que la lucha por la libertad es la lucha por el conocimiento. Por eso tenemos que apostar por la educación, una sociedad formada es imposible que sea receptiva con las ideas de la extrema derecha.

zapatero_valencia

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

cinco × tres =

sagunt a escena 2019
turismo salou