25n
25N
25N

Juan Ramón Adsuara: “He redescubierto por qué di el paso de estar en política”

Hablamos con el alcalde de Alfafar, Juan Ramón Adsuara, sobre cómo se ha afrontado la crisis sanitaria del Covid-19

29/06/2020 -

El Ayuntamiento del Alfafar ha trabajado, sin descanso, durante la crisis sanitaria de la Covid-19 con el objetivo de ayudar a los colectivos más castigados: las familias con menos recursos, las personas mayores y los pequeños comercios. Ahora, en plena reconstrucción social y económica, Alfafar sigue apostando por las políticas sociales que tanto les han caracterizado desde que llegaron al gobierno.

En el Converses de hoy, hablamos con Juan Ramón Adsuara, alcalde de Alfafar, sobre cómo ha afrontado esta crisis y cuáles son las líneas de futuro para salir de ella sin que nadie se quede atrás.

¿Qué balance haces de la gestión de esta crisis sanitaria?

Por una parte, el balance es negativo si tenemos en cuenta a todas las personas que han perdido la vida, víctimas de este virus, las personas que todavía se están recuperando y la tensión que ha habido. Pero también hago un balance positivo porque hemos aprendido que, como sociedad, tenemos que ir a una y, gracias a eso, hemos conseguido frenar la propagación del virus. La mayoría de la población ha actuado correctamente, y nos ha permitido llevar la desescalada más rápido de lo previsto, y eso ha sido posible gracias a que todos hemos hecho los deberes y hemos sido responsables.

Por otra parte, desde la administración hemos dado un paso que había que dar, pero que por la rutina no se terminaba de dar. Y, ahora, la firma electrónica ya ha venido para quedarse, la cita previa también, el teletrabajo… y eso ha hecho que, electrónicamente, la administración ya haya avanzado. Y eso es lo que hemos aprendido de esta pandemia, que tiene que haber comunicación, que tenemos que trabajar en equipo o que la coordinación entre las administraciones y las fuerzas y cuerpos de seguridad es esencial.

En los momentos más duros de la pandemia, ¿cuáles han sido los ejes en los que habéis trabajado?

Sobre todo eran los EPI para la gente que estaba en primera línea, como las brigadas, la asistencia domiciliaria, la Policía, residencias… Mantener la seguridad de todas estas personas era nuestra prioridad. Después, han aflorado familias que han tenido un problema de abastecimiento de alimentos hasta el punto que transformamos el ayuntamiento en un almacén logístico de comida y de material sanitario.

València Extra ha trabajado la información de proximidad, y las personas mayores de Alfafar nos han trasladado el agradecimiento al ayuntamiento por su preocupación constante, ¿Cuáles han sido las claves?

La clave ha sido que el equipo de gobierno y, en algunos momentos puntuales, toda la corporación y todos los voluntarios, hemos actuado como una brigada más, y nos hemos distribuido de forma que hemos realizado trabajos de voluntariado desde las 8:00 hasta las 21:00 horas en atención domiciliaria, en realizar las compras, en llevar medicamentos para que no salieran de sus casas, hemos llamado por teléfono a todas las personas que están viviendo solas… Hemos estado al servicio de los vecinos y vecinas y, sobre todo, hemos llevado a cabo esa labor humana.

Otro de los colectivos más ‘castigados’ han sido los menores, y desde Alfafar, por ejemplo, habéis llevado a cabo un reparto de tablets para complementar el envío de Conselleria…

Hemos tenido un buen feeling con la Vicepresidencia porque hemos dotado al parque de viviendas que tenemos con un rúter para las familias a las que les hacía falta la conexión y no tenían medios para pagárselo. Además, hemos llegado a más de 20 viviendas privadas que también tenían escasos recursos.

Por otra parte, tanto la Conselleria de Educación, como la Concejalía de Educación también han hecho su trabajo para el reparto de tablets, y la brigada y yo mismo hemos ido repartiendo casa por casa el material escolar que enviaban desde los centros escolares. De esta manera, se ha conseguido que toda la población pudiera seguir los estudios y que no tuviera esa desconexión ni por brecha digital, ni por falta de material o recursos.

Desde que entrasteis al ayuntamiento de Alfafar habéis apostado por las políticas sociales, ¿Os ha ayudado ese trabajo previo a afrontar la actual crisis?

Va en la filosofía que tenemos en el grupo, es lo prioritario y, en este caso, tenemos claro que hay que reajustar los presupuestos municipales a la situación actual. Tenemos que ser consecuentes y valientes para tomar la decisión de estudiar qué puede pasar hasta que no haya una vacuna, y cómo actuará la economía. Por eso, cualquier presupuesto o modificación presupuestaria tendrá que hacerse pensando en las personas y en las familias.

De cara a la recuperación económica y social de Alfafar, habéis solicitado al Gobierno que os deje utilizar todo el remanente de 2019…

Hasta ahora, hemos podido utilizar el 20%, pero hemos pedido que nos dejen utilizar todo el remanente. Creo que hay un acuerdo entre PSOE y PP en la Federación Española de Municipios y Provincias para que podamos ejecutar todo el remanente en gasto corriente o en inversión social. Y ahí sí que vamos todos de la mano porque todos creemos en el municipalismo, y esta pandemia no entiende de color. Por eso, todos los alcaldes y alcaldesas hemos tenido y estamos teniendo los mismos problemas y las mismas necesidades y, cuando hablamos de personas, creo que estamos todos en la misma línea.

Para que la gente lo entienda, ¿en qué os ayuda poder disponer de ese remanente?

Nos ayuda porque son ahorros que hemos tenido y el Gobierno te dice que solo te los puedes gastar en inversiones financieramente sostenibles, es decir, asfaltar una calle, en hacer una obra, un parque… Cuando el Gobierno cambie la ley, todo este dinero se podrá destinar a tarjetas solidarias, a ayudas para la compra de medicamentos, a la compra de alimentos, a ayudas para material escolar… Todo esto es gasto corriente, y es lo que ahora mismo les hace falta a las personas. Ahora hay otras prioridades, como la sanidad o las familias.

También habéis lanzado la campaña ‘Cogiendo el pulso. Está en tus manos’ para promocionar el comercio local, ¿Por qué es importante?

Es importante la activación y, sobre todo, es necesario que la ciudadanía no se sugestione como ocurrió en la crisis del 2008, que la gente no consumía por miedo a lo que podía pasar. Ahora, esta crisis, si la hay, no durará tanto. Por tanto, no tenemos que estar expectantes sobre qué va a pasar, sino que tenemos que reactivar la economía, y coger el pulso otra vez saliendo a la calle, comprando y, sobre todo, dinamizando el pueblo. El comercio ha sido uno de los sectores que más ha sufrido durante estos tres meses. Desde el ayuntamiento hemos lanzado una línea de ayudas, pero depende de todo el pueblo que vuelvan a reactivarse, no solo de la administración.

¿Cuáles han sido las principales necesidades que os han trasladado?

Que no se pare el consumo. Que no tengamos ese miedo de qué pasará, y eso provoque que la gente no salga de casa o que no se consuma como es habitual. Por eso, también pedimos que los vecinos y vecinas de Alfafar consuman en los pequeños comercios porque, además de ese trato cercano, están ayudando a familias.

Tampoco os habéis olvidado de las personas autónomas, y habéis lanzado una línea de ayudas para este colectivo, ¿En qué consisten?

Son ayudas para pymes y autónomos. Nosotros hicimos un decreto Covid donde se recogía una serie de ayudas, y ahora hemos hecho un plan de reconstrucción, en el que se ha incorporado la oposición para trabajar, y hemos ido realizando modificaciones de partidas presupuestarias, que íbamos a ejecutar este año, para poder dar ayudas y complementar las del Consell o las del Gobierno central para minimizar el impacto de la crisis del Covid-19 en este sector.

¿Costará mucho la reactivación económica?

En la zona comercial, por ejemplo, parece que sigue bastante dinámico. No ha habido una bajada en las ventas, sino que, en algunos comercios, incluso se han incrementado. No sabemos qué pasará en septiembre u octubre, pero ojalá se mantenga la actividad económica como hasta ahora, porque estamos yendo a las tiendas, estamos saliendo a las terrazas, estamos comprando… y ojalá se mantenga así.

En una entrevista al presidente de la Diputació, Toni Gaspar, se destacó el papel de la oposición en esta crisis, ¿Cómo valorarías la gestión?

Pienso que, desde la Diputació, lo que no podíamos hacer era entrar en una guerra, exigir o el ‘y tú más’ que, tristemente, tanto se ha visto en estos meses. Hemos ido todos de la mano. Yo comparto con el presidente de la Diputació la idea de que todavía no hemos terminado, y que no sabemos cómo vamos a evolucionar. Por tanto, atacar para que se tomen ya todas las medidas sin tener esa prudencia o esa previsión, creo que no hacemos ningún bien ni a la Diputació, ni al municipalismo, ni a la sociedad, y menos dando un espectáculo que no nos lleva a ningún sitio. Creo que ya habrá tiempo para analizar si se han hecho las cosas bien, si se podrían haber hecho mejor o si se tienen que hacer mejor, y eso se hablará en un pleno y se le exigirá lo que se le tenga que exigir. Pero ahora es momento de tender la mano y avanzar todos juntos sin crear ese clima de confrontación.

También nos gustaría que valoraras al candidato a la presidencia del PP en la provincia de València, Vicente Mompó.

Hay varios candidatos, pero yo llevo trabajando dos años con Vicente en la gestora, y un año como diputado. Por tanto, tengo una afinidad personal con él, aunque tengo que garantizar la neutralidad en el partido. Pero, claro, trabajando y hablando con él, día y noche, con todos los problemas que hemos tenido que hacer frente, pues pienso que es una persona que representa el municipalismo, lo que es trabajar para un pueblo, escuchar a los vecinos, y lo que es estar hasta la una de la mañana para contestar, uno por uno, todos los mensajes que ha recibido de los vecinos. Creo que esa cercanía hace mucha falta, y sobre todo hace falta que lo podamos impregnar en el partido provincial, y que llegue a la sociedad.

Personalmente, ¿Cómo has vivido esta crisis sanitaria?

Los primeros días era como una pesadilla. Te veías, después de una jornada de 12 horas, en la puerta del ayuntamiento, con tus compañeros y compañeras, con la mascarilla, un chaleco, guantes y aplaudiendo. Y un día, y otro, y otro… Cuando 15 días antes estabas planificando toda una legislatura con inversiones para construir el Alfafar que queremos. Y, de repente, te veías ahí, con el pleno lleno de palés con alimentos y material para las familias, y pensabas: ‘¿Qué está pasando?’ Pero sí que había una cosa dentro de ti que decía ‘tenemos que seguir que tenemos que salir de esta’, y hemos sacado fuerzas de donde no había. Y, la verdad, estoy orgulloso porque nos ha ayudado a sacar lo mejor de nosotros mismos y, sobre todo, a ver la esencia de la política y el municipalismo. Estar en un tractor desinfectando las calles, estar al lado de la policía, repartir el material… Nos han votado para eso y, en esos momentos, es donde tenemos que dar la talla. He redescubierto el por qué di el paso de estar en política.

Por último, ¿Qué destacarías de los concejales y concejalas de Alfafar?

De todos, la predisposición y cómo, en los momentos de crisis, las personas pueden sacar lo mejor de ellas mismas.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

11 + quince =