25n
Orgull
Orgull

Consejos farmacéuticos para combatir la retención de líquidos

Consejos farmacéuticos para combatir la retención de líquidos
23/06/2020 -

La retención de líquidos, también conocida como edema o retención de agua; ocurre cuando partes del cuerpo se hinchan debido a la acumulación de líquido atrapado. Esto puede ser el resultado de la falta de actividad física ya sea por un estilo de vida sedentario con poca actividad física o por trabajar en labores que no requieren de mucho movimiento, como aquellos trabajos en que has de pasar horas sentado.

Afortunadamente, se puede combatir retención líquidos de diversas maneras ya sea para disminuir su intensidad o eliminarla por completo, esto puede variar dependiendo del elemento causante.

Causas principales de la retención de líquidos

Si padeces de retención de líquidos, podría haber una serie de factores en juego, entre los cuales se encuentran:

Dieta deficiente: Una de las principales causas de la retención de agua es una dieta deficiente: tanto el exceso de niveles de sodio como el exceso de azúcar pueden conducir a la retención de líquidos. En el caso de la sal, por ejemplo, al comerla en demasiada cantidad puede provocar que se retengan líquidos porque tu cuerpo necesita retener agua para diluirla. Por ende, deberás tener una alimentación balanceada y controlada en sal y azúcares, contribuyendo de este modo a que el cuerpo retenga menos líquidos.

Falta de actividad física: Un estilo de vida sedentario igualmente es un factor importante. Cuando te mueves, los músculos de tus piernas bombean el líquido de regreso a tu corazón; y si eso no sucede, puede ser un factor contribuyente. Simplemente hacer algo de ejercicio suave puede ser efectivo para reducir la acumulación de líquido en algunas áreas. Esto es elemental para todas las personas, especialmente para aquellas que tienen un trabajo donde no están activos físicamente por lo que el movimiento es prácticamente nulo.

Tener sobrepeso: El exceso de peso es otro causante de la retención de agua. Tener sobrepeso afecta la circulación, ya que la grasa corporal excedente puede ejercer presión sobre las venas.

¿Cómo combatir la retención de líquidos?

La retención de líquidos puede causar molestias, afortunadamente hay maneras de combatirla para que disminuya o desaparezca por completo. Para ello, has de tener en cuenta los siguientes consejos:

1) Comer menos sal: Cuando se come demasiada sal, se altera el equilibrio de sodio y potasio dentro de las células. Idealmente, se debe tener más sodio fuera de las células que dentro, pero comer mucha sal significa que sucede lo contrario: más sodio ingresa a las células y queda menos afuera. Como resultado, el exceso de líquido también ingresa a las células para diluir la alta concentración de sodio, por lo cual las células se hinchan provocando la retención de líquidos. Una dieta baja en sal es esencial cuando se trata de combatir la retención de líquidos.

2) Beber más agua: Puede parecer contraproducente beber más agua cuando tu cuerpo ya está reteniendo el exceso de líquido, pero esta es realmente una de las formas más efectivas para reducir la retención de líquidos. Beber mucha agua ayudará a desencadenar la liberación de orina y a eliminar las toxinas y el exceso de agua a medida que los riñones registran que hay suficiente agua para mantener a tu cuerpo funcionando.

3) Aumenta tus niveles de potasio: A diferencia de la sal, se necesita un alto volumen de potasio dentro de las células y un bajo volumen fuera de las células en el líquido intercelular. Para lograrlo, necesitas aumentar la ingesta de alimentos que sean fuentes de potasio como las batatas, los plátanos y los aguacates.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

diecisiete − 11 =