25n
25N
25N

“Este año no tendremos unas Fallas al uso, pero tampoco será plantar y quemar”

La primera fecha que se baraja para celebrar las Fallas de 2021 es del 14 al 18 de julio

“Este año no tendremos unas Fallas al uso, pero tampoco será plantar y quemar”
18/02/2021 -

Comienzan a perfilarse las Fallas de 2021, y aunque su celebración dependerá de la evolución de la pandemia, los colectivos falleros ya trabajan en tres escenarios posibles: la segunda quincena de julio, la primera semana de septiembre o a principios del mes de octubre. “Lo ideal sería hacerlas lo antes posible para cerrar el ejercicio fallero”, explica Guillermo Serrano, presidente de la Interagrupación de Fallas a este diario. Por eso, el plan A en el que se trabaja situaría la celebración de las fiestas josefinas del 14 al 18 de julio.

“Tenemos claro que, sea cuando sea, este año no tendremos unas Fallas al uso. No habrán verbenas ni actos multitudinarios, pero en la mesa de seguimiento de las Fallas sí que estamos planteando la posibilidad de poder celebrar algunos actos a nivel de cada comisión, como pasacalles, concursos de paellas o, incluso, la Ofrenda”, señala Guillermo.

Un punto de vista que también comparte Rafa Mengo, presidente de la Federación de Fallas de Especial: “no nos planteamos la posibilidad de celebrar unas Fallas en las que solo se haga la plantà y la cremà. Sería un insulto para la fiesta. Por eso, aunque somos conscientes de que todo dependerá de la situación epidemiológica, y de que no serán como nos gustaría, lo que queremos es cerrar el ejercicio fallero de manera digna”. En este sentido, Rafa apunta que “este año hay que reinventarse, y en vez de organizar una verbena o una discomóvil, se pueden plantear actos por el día como un café-teatro, un espectáculo en acústico, un quinto y tapa… Además, se podrían incluso salir de las carpas y los casales, y aprovechar el espacio al aire libre para evitar estar en espacios cerrados”.

El sector fallero ha sido uno de los más afectados por la crisis sanitaria. Después de afrontar la cancelación de las Fallas de 2020 y el aplazamiento de las de 2021, ahora se muestran precavidos. “No hay que precipitarse en escoger una fecha, y tampoco hay que tener prisa por cancelar. Tenemos tiempo de organizar y adaptar las Fallas a la actual situación. Por eso, cuando Sanidad nos dé luz verde, nos pondremos a trabajar para sacar adelante unas Fallas dignas”, explica el presidente de la Federación de Fallas de Especial.

manto_virgen_fallas

De esta manera, si el mes de julio fallase, los colectivos falleros cuentan con un plan B y C. “En este caso – apunta Guillermo Serrano – nos iríamos a la primera semana de septiembre, antes de que empiece el colegio, o en octubre haciéndolas coincidir con los días festivos del 9 y el 12 de octubre”.

Y es que lo que no podría soportar el sector de la fiesta sería otra cancelación. “Sería la ruina total y absoluta”, dice contundente Rafa Mengo. “Hay muchas comisiones que lo están pasando mal porque, en el caso de las Fallas de Especial, hemos invertido mucho en los monumentos y no hemos obtenido ingresos. Por eso, este año necesitamos plantar y recuperar, en la medida de lo posible, lo invertido”. Una situación complicada que, tal y como cuenta el presidente de la Interagrupación de Fallas, “ha provocado que casi un 10% de falleros y falleras se hayan dado de baja”.

Por este motivo, desde la Federación de Fallas de Especial están buscando ayudas para todas las comisiones falleras, con el objetivo de poder afrontar el ejercicio fallero más reforzados.

En marzo, Fallas virtuales

Mientras se decide una nueva fecha, el presidente de Junta Central Fallera, Carlos Galiana, ya ha anunciado que, en marzo, las Fallas serán virtuales. “Se está trabajando mucho para crear un programa de actividades online, que va desde la Crida a la Cremà”. El objetivo no es otro que visibilizar al sector “para que la gente sepa que seguimos ahí, peleando, y aportar un poco de esperanza”, señala Guillermo.

De esta manera, explica Galiana, “se trata de hacernos notar, de sistematizar lo que generó la iniciativa popular hace un año con ofrendas en casa, fallas plantadas con recortables o música desde el balcón”. Así se están planteando acciones como que “en cada balcón o portal se cuelgue un elemento que nos identifique, como el blusón o el polar, para demostrar que ahí vive un fallero o fallera”.

Aun así, habrán actos que sí que podrán ser presenciales en el mes de marzo, como la misa de San José, ya que tan solo habrá que cumplir con las restricciones de aforo o la entrega de flores a la virgen durante todo el mes.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

tres × uno =

museo prehistoria
museo prehistoria