25n
25N
25N

Una comisión municipal trabaja para consensuar la reconstrucción social y económica de la ciudad y conseguir una nueva normalidad sostenible

El acuerdo de alcaldía se aprueba con propuestas de PP y Ciudadanos, que apoyan la creación de este nuevo órgano, y el alcalde insta a todos los grupos políticos «para llegar a puntos de encuentro con la sociedad»

Una comisión municipal trabaja para consensuar la reconstrucción social y económica de la ciudad y conseguir una nueva normalidad sostenible
11/05/2020 -

La Comisión de Reconstrucción de València elaborará un plan «basado en el consenso y con la colaboración de toda la diversidad social de la ciudad para conseguir una nueva normalidad que supere la actual crisis generada por el coronavirus, con actuaciones inclusivas y sostenibles, y que mejoren de forma significativa la normalidad anterior a la pandemia», según ha asegurado hoy el alcalde de València, Joan Ribó, durante la sesión plenaria que se ha celebrado, con carácter extraordinario, para aprobar la creación de esta comisión.

Este órgano estará formado por cinco miembros, uno por cada grupo municipal, con voto ponderado en función de su representación al Pleno. Se reunirá semanalmente en el Hemiciclo, bajo la presidencia del alcalde, y la vicepresidencia de un regidor o regidora de los grupos de la Oposición. La primera reunión se convocará inmediatamente y se celebrará en los próximos siete días. Todas las sesiones tendrán carácter público y estarán abiertas a la ciudadanía y a los medios de comunicación a través de su retransmisión en directo, a excepción de petición expresa de quien comparezca: responsables de otras entidades públicas, colegios profesionales, organizaciones sindicales y empresariales así como personas expertas en los distintos temas que se tratarán. Finalmente, en el plazo de un mes y medio prorrogable, tendrá que presentar sus conclusiones al Pleno, para que la corporación debata y vote.

Así se desprende del acuerdo de Alcaldía que ha incorporado, parcialmente o totalmente, enmiendas del Partido Popular y de Ciudadanos, y que ha sido aprobado con el apoyo de todos los grupos políticos, con la excepción de Vox, que se ha abstenido.

El alcalde Joan Ribó ha defendido «que todos los grupos políticos trabajan juntos en la investigación de soluciones comunes para hacer frente a la crisis económica y social provocada por la COVID-19», en el transcurso de un pleno celebrado con las medidas de seguridad adecuadas, ante 21 concejales y concejalas que han participado presencialmente, y otros 12 que lo han hecho por videoconferencia.

«No se trata que nadie renuncio a sus posicionamientos políticos e ideológicos. Todos los grupos los tenemos y todos estamos firmemente convencidos de que son los mejores para nuestra sociedad. A pesar de esto, se trata de encontrar puntos en común entre nosotros y los representantes de la sociedad valenciana que hagan avanzar en nuestra ciudad en estos momentos tan críticos», ha subrayado el primer edil, consciente «de que parece evidente que estos puntos de acuerdo no los encontraremos en aquellas zonas donde discrepamos de forma habitual ni tampoco aumentando la tensión dialéctica en nuestros debates».

RIBÓ: «NO ES MOMENTO DE CONFRONTACIONES»

De esta manera, y después de aclarar que el objetivo de la Alcaldía «es defender que no es momento de confrontaciones», Joan Ribó ha manifestado que, según el acuerdo del pasado Pleno, «los pactos tendrán que basarse en tres ejes fundamentales: Salud de las personas, reactivación económica y derechos sociales y en dos principios básicos». «Por eso -ha añadido- continuaremos con el trabajo por no dejar a nadie atrás mediante los necesarios mecanismos de inclusión y con actuaciones sostenibilidad teniendo en cuenta los límites del planeta y el reto del cambio climático. Esos que podríamos resumir en una palabra: Sostenibilidad tanto a escala social como en el ámbito medioambiental».

El alcalde Joan Ribó ha aprovechado los cinco minutos de su primera intervención para recordar que durante el primer Pleno que celebró este Ayuntamiento, el pasado 26 de marzo, después de decretarse el Estado de Alarma «aprobamos de forma consensuada sesenta y seis medidas para dar una respuesta inmediata a la situación generada por la pandemia».

Ribó también se ha hecho eco del Pleno del 30 de abril, en que se apoyó la participación de la ciudad de València en la consecución de unos pactos de reconstrucción estatales y autonómicos como ya están empezando a perfilarse tanto en el Parlamento estatal como en las Cortes Valencianas. «Fue una moción del gobierno que fue aprobada con una enmienda de adición del PP»

«El acuerdo a tomar queremos que sea sostenible y que no sea un ejercicio especulativo desvinculado de las posibilidades reales de los servicios municipales y del mismo Ayuntamiento. Por eso hemos solicitado a todas las delegaciones que desde sus conocimientos y actuación analizan los impactos de la Covid-19 y valoran los recursos disponibles dentro del ámbito competencial municipal. A lo largo de esta semana constituiremos la Comisión indicada y plantearemos el plan de trabajo de esta», ha destacado el alcalde, que ha acabado «con optimismo».

«Si en esta crisis, como cualquier crisis, somos capaces de actuar adecuadamente sobre ella, podemos aportar avances significativos para nuestra ciudad. Podemos conseguir una nueva normalidad que supere la actual crisis pero que también mejore de forma significativa la normalidad de la cual partimos antes de la pandemia. De todos nosotros depende», ha afirmado Joan Ribó que ha querido concluir su turno de réplica con un refrán castellano que dice »que dos no se pelean si uno no quiere».

«En esta comisión, que hoy aprobamos, tendremos que trabajar según el reglamento de Pleno y, pe supuesto que queremos escuchar la sociedad pero, primero vamos a organizarla y ajustarnos a los presupuestos. Por eso, también trabajamos nuestras reivindicaciones y pedimos, por ejemplo, un fondo de apoyo para el transporte público», ha añadido el alcalde al asegurar «que no es momento de pelearse ni de discutir con frases agresivas. Este alcalde y su gobierno no tenemos tiempo de discutir, tenemos cosas mucho más importantes que hacer», ha sentenciado.

El debate generado por este punto, según el reglamento del Pleno municipal, lo ha comenzado el portavoz del grupo municipal Vox, José Gosálbez, quién a pesar de que se ha abstenido en la votación para ratificar la inclusión del tema en el orden del día, ha argumentado que esta comisión «es necesaria porque se investigan las causas de esta pandemia», y ha defendido «que todos los acuerdos de este órgano tendrán que ser controlados por el Pleno». Gosálbez ha asegurado que las prioridades de su grupo son salvar vidas e impulsar la actividad económica, así como a la reducción de partidas presupuestarias no necesarias.

Seguidamente, el portavoz del grupo Ciudadanos, Fernando Giner, que ha apoyado a la comisión, ha pedido «que este órgano sea un foro para toda la sociedad civil, y escuche la voz de todos los valencianos y valencianas, de los expertos que ahora mismo son todas aquellas personas que no lleguen a final de mes o los comercios que se debatan entre abrir o no sus puertas». Además, ha añadido Giner, «las conclusiones de esta comisión tienen que estar cuantificadas para que las cuentas municipales puedan asumir las actuaciones necesarias ante la emergencia, y así con un diagnóstico claro de las afecciones de la epidemia y la crisis por barrios ser prácticos».

En nombre del Partido Popular, su portavoz, María José Catalá, ha recordado que esta comisión «se planteó desde el consenso», y ha lamentado que al Pleno de hoy «se ha presentado en un inicio como una propuesta del alcalde sin enmiendas». «Afortunadamente, el reglamento nos ampara, y por eso defendemos que la comisión no que se convierta en una herramienta para blanquear iniciativas como por ejemplo la carencia de pruebas que ha agravado la situación de la hostería». «La realidad de esta ciudad es más de 10.000 personas en el paro, en una situación económica que ha afectado además de 65.000 trabajadores. «Somos leales pero no sumisos», ha enfatizado.

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Sandra Gómez, que ha iniciado su parlamento con un recuerdo para todas las personas que han perdido un ser querido y palabras de agradecimiento para quien trabaja en primera línea para hacer frente a esta pandemia, ha resaltado «que esta actitud tendríamos que trasladarla a la política y superar los prejuicios». De esta manera y con una evocación al político español Alfredo Pérez Rubalcaba, «que decía que si no se llega a un acuerdo es porque hay que quiere vivir del conflicto», Gómez ha instado a los concejales y concejalas «para que forman parte de la reconstrucción de la ciudad, sin excusas, porque se puedan ejecutar medidas de forma inmediata y que se incremente la participación». «Desde la administración tenemos mucho de trabajo y tenemos que pensar en todos y todas».

En la misma línea se ha manifestado, como portavoz de Compromís, el concejal Carlos Galiana, quien ha reiterado «que estamos en un momento de mostrar el talante político y de trabajar por la ciudadanía». Galiana primero ha reproducido «las palabras de lealtad que pronunció María José Catalá (PP) al Pleno de investidura de la actual corporación», y ha aclarado «que ahora tiene la oportunidad de mostrar a la ciudadanía que estamos unidos». El portavoz de Compromís también se ha dirigido a José Gosálbes (VOX), a quien le ha pedido propuestas, así como a Giner (Ciudadanos) para asegurarle que toda la ciudadanía tendrá voz a la comisión. «No pedimos un cheque en blanco, queremos llegar a acuerdos y consensuar», ha asegurado.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

doce − 1 =

caixaontinyent
lleida 2020
ruta massamagrell
paterna