25n
25N
25N

Comienza el cierre perimetral para 22 pueblos de la provincia

La incidencia acumulada, la trazabilidad del virus y la presión hospitalaria, factores clave en esta decisión

Comienza el cierre perimetral para 22 pueblos de la provincia

Un total de 22 municipios de la provincia de València iniciaban esta pasada medianoche el cierre perimetral, al menos, hasta el próximo 31 de enero. Así lo anunciaba Ximo Puig, president de la Generalitat Valenciana, el pasado martes en una comparecencia junto a la consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Ana Barceló.

Entre los factores a tener en cuenta para tomar esta decisión, además de la incidencia acumulada, se encuentra la trazabilidad del virus y la presión hospitalaria, que se acerca a los peores niveles de la pandemia.

De hecho, la situación actualmente muestra una tendencia al crecimiento en el número de casos y la mayor parte de los indicadores de evaluación del nivel de transmisión presentan valores altos y el porcentaje de trazabilidad de los casos, la mayor parte controlados, “alcanza un valor del 77,54%”, según Barceló. “El porcentaje global de las pruebas de positividad es alto y no ha dejado de incrementarse en diciembre”, ha alertado la consellera.

El president, por su parte, subrayaba que la evolución la de pandemia ha conducido a una situación “grave”, con un crecimiento “exponencial” de la transmisión del virus en todo el continente europeo, también en la Comunitat Valenciana, que “exige una respuesta contundente, ponderada e inmediata” del Consell.

Los municipios que empezaron la pasada medianoche el confinamiento perimetral y que permanecerán en esta situación los próximos 14 días son: Llíria, Massanassa, Sedaví, Guadassuar, Xàtiva, Ontinyent, Anna, Ayora, Utiel, Sollana, Oliva, Daimús, Canals, Benigànim, Moixent, Xest, Sinarcas, Quatretonda, Bonrepòs i Mirambell, Alfafar, Llocnou de la Corona y Benetússer.

INCIDENCIA MUY ELEVADA

La Comunitat Valenciana tiene actualmente una incidencia acumulada que supera los 300 de casos por cada 100.000 habitantes. Muchos de los municipios en los que se ha decretado este cierre perimetral multiplican esta media como es el caso de Quatretonda, con 40 positivos en los últimos 14 días pero con una incidencia de 1.808,32 casos por cada 100.000 habitantes.

Junto a Quatretonda, los 10 municipios con la incidencia más alta en la provincia son Benigànim (1.746,28), Moixent (1.673,64), Anna (1.598,17), Ayora (1.581,33), Daimús (1.507,86), Utiel (1.309,51), Bonrepòs i Mirambell (1.165,00), Canals (1.096,64) y Xàtiva (957,89).

Pero no únicamente la incidencia acumulada responde a la decisión de cerrar perimetralmente una localidad, ya que también se tiene en cuenta la trazabilidad del virus. Ejemplo de ello son los municipios de Alfafar, Llocnou de la Corona y Benetússer, confinados junto a Sedaví y Massanassa por la vinculación de la trama urbanística entre ellos pese a tener una incidencia mucho menor.

Además, la ocupación de camas hospitalarias por pacientes Covid es superior al 20% y de las UCI ronda el 35% en el conjunto de la Comunitat Valenciana. La presión hospitalaria va en aumento y los expertos temen un incremento aún mayor en los próximos días como resultado de las celebraciones navideñas.

En este sentido, actualmente los Departamentos de Salud de Requena y Xàtiva-Ontinyent presentan los peores datos de la provincia. En Requena hay 441 positivos en los últimos 14 días y una incidencia acumulada de 856,49 personas por cada 100.000 habitantes y en Xàtiva-Ontinyent hay 1.611 positivos en los últimos 14 días y una incidencia acumulada de 826,22 personas por cada 100.000 habitantes.

MEDIDAS DEL CIERRE PERIMETRAL

En todos estos municipios no será posible salir ni entrar salvo por una causa mayor que deberá ser justificable: motivos laborales, de salud, para asistir al lugar de estudio o para cuidar a personas dependientes. Asimismo, en estas localidades se cierran cautelarmente centros sociales, los bares y restaurantes (salvo que se preste comida a domicilio), los gimnasios y centros deportivos, los parques y jardines, y el aforo en los velatorios y ceremonias como bodas o bautizos se reduce a 15 personas al aire libre o 10 en cerrados.

A estas medidas se suman otras, para el resto de pueblos y ciudades, como la prórroga del cierre perimetral de toda la Comunitat Valenciana hasta el 31 de enero, el avance del toque de queda a las 22 horas, la reducción de horario de los bares y restaurantes o la reducción de aforos en todo tipo de comercios. En este sentido, hoy hay convocada una reunión por parte de Puig con agentes sociales, patronales y sindicatos para acordar un plan de ayudas para los sectores más afectados por las restricciones.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

quince − trece =