25n
25N
25N

València y sus colonias felinas, cada día más saludables

En tres años, ya se han esterilizado casi 900 gatos callejeros de la ciudad gracias al Plan de Esterilización Felina, impulsado por la concejalía de Bienestar Animal

València y sus colonias felinas, cada día más saludables
15/07/2019 -

Durante la última legislatura, casi 900 gatos callejeros han sido esterilizados e intervenidos por la concejalía de Bienestar Animal del Ayuntamiento de València. El tema de las colonias felinas nunca había ocupado una posición primordial entre las políticas de los gobiernos populares anteriores al del 2015. Sencillamente, este tema nunca se había entendido como un problema que necesitara una solución y, como consecuencia, quedó relegado de la vida política y pública de la ciudad.

La entonces concejala de este área, Glòria Tello, decidió, hace ya unos tres años, llevar a cabo un Plan de Esterilización Felina (PEF) -iniciativa incluida dentro del Plan Colonial Felino (PCF)– para que esta problemática pasase a ocupar la importancia que siempre había merecido tener en el contexto de la ciudad de València. Desde 2016, se han puesto en marcha un total de cuatro PEF y, el último de ellos, se inició el pasado 10 de octubre con el objetivo de realizar la primera esterilización paritaria de las cuatro ediciones, un objetivo que se cumplió, ya que se intervino sobre 72 machos y 71 hembras.

EL CASO DE GODELLA
Godella, municipio situado en l’Horta Nord, cogió el ejemplo de la Concejalía de Bienestar Animal del Ayuntamiento de València y puso en marcha su propio PEF. Durante 2018 se esterilizaron 62 gatos, 52 hembras y 10 machos. Fernando Oliveros, el regidor de Medio Ambiente, calificó esta cifra de “muy satisfactoria” y, además, anunció que la campaña de 2019 se centrará en la prevención de los abandonos de estos gatos y en reforzar el trabajo conjunto con las clínicas veterinarias del pueblo. Siguiendo el ejemplo de la Concejalía de Bienestar Animal, Godella también señalizará las colonias protegidas por el Ayuntamiento.

OBJETIVO: ESTERILIZAR Y CONTROLAR

La esterilización consiste en destruir los gérmenes patógenos de los gatos. Esto significa que, esterilizando todos los gatos callejeros de la ciudad, se frena su comportamiento agresivo y se reduce el riesgo de que contraigan enfermedades mortales como la infección uterina, la leucemia felina, el cáncer de mamas, entre otras.

Este plan nació con un objetivo primordial: controlar la población de las más de 500 colonias de gatos callejeros que aún existen en toda la ciudad. El control de estas colonias suponía, a su vez, realizar intervenciones a todos los gatos mediante diversos PEF. Pero, ¿quién se encargaba de esterilizarlos?

Alrededor de 30 clínicas -26 en la tercera edición del plan- se adherieron al PEF mediante un contrato con el Colegio Oficial de Veterinarios. En estas clínicas, durante el período de octubre a febrero -lo que duró la última edición de este plan- se esterilizaron 143 ejemplares, que hemos de sumar a los más de 700 que ya habían sido intervenidos durante estos últimos tres años.

Además del procedimiento de esterilización, todos estos felinos también han sido sometidos a revisión clínica, incluida su desparasitación interna y externa y un tratamiento de forma preventiva con antiinflamatorios y antibióticos según se establece en los protocolos del PEF.

‘UNA CIUDAD CON GATOS ES UNA CIUDAD SALUDABLE’

Desde Bienestar, siempre se ha defendido que los gatos llevan a cabo un control natural de las plagas y son beneficiosos para la ciudad. Por tanto, hay que cuidarlos para que mejoren, cada día, sus condiciones de vida. En esto se ha basado la campaña del PCF, en el lema ‘Una ciudad con gatos es una ciudad saludable’. Y es verdad. Pero, para ello, era necesario cuidarlos, controlarlos y, también, esterilizarlos.

Cada una de las cuatro ediciones de este PEF han costado un presupuesto de unos 21.500 euros cada uno. Otra importante inversión dentro de esta campaña ha sido la habilitación del quirófano en el centro de adopción de Benimàmet, que tuvo un valor de 15.000 euros, en el que se están esterilizando unos 300 gatos al año desde 2017.

EL CASO DE ALBORAYA
Otro municipio de l’Horta Nord que siguió los pasos de la concejalía de Bienestar Animal fue Alboraya. Esta localidad lleva años gestionando las colonias felinas a través del denominado C.E.S. (captura, esterilización y suelta), el mismo método que también se usa en València y Godella. Aunque no se faciliten datos concretos desde el Ayuntamiento sobre el total de gatos intervenidos, sí sabemos que este municipio cuenta, también, con cuidadores voluntarios autorizados por el Ayuntamiento y que los gatos son esterilizados gracias a un convenio con el Hospital Veterinario CEU de Moncada.

VOLUNTARIOS ACREDITADOS

El Ayuntamiento de València controla gran parte de las colonias de la ciudad. Para indicar dónde se encuentra cada una de ellas, Bienestar impulsó en febrero la medida de señalizar, con una placa identificativa, todas las colonias controladas por el Ayuntamiento.

Estas colonias son cuidadas por personas voluntarias acreditadas por el Ayuntamiento, a las que se les ha facilitado alimento para los gatos por parte de la Concejalía. Los gatos que habitan en ellas están, naturalmente, esterilizados y tienen una alimentación controlada, basada en piensos secos.

colonias-felinas

La concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello, en la puerta de una de las colonias felinas señalizadas.

Todos estos colaboradores voluntarios están debidamente identificados, ya que cada uno cuenta con un carné que los acredita como voluntarios dentro del PCF. Además de llevar a los felinos a las clínicas y devolverlos a sus colonias una vez son esterilizados, los voluntarios también se comprometen por escrito a seguir una pautas para mantener a las colonias en buenas condiciones higiénicas -como, por ejemplo, que los recipientes de agua se deben limpiar y renovar cada tres días para evitar plagas de mosquitos- y a reducir las molestias vecinales.

Otra medida que impuso la concejalía de Bienestar es que la Policía Local sancionará a todo aquel que deje comida en la calle a los gatos sin estar, de antemano, acreditado como colaborador voluntario del PCF.

 

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

diecinueve − siete =

caixaontinyent
paterna
ruta massamagrell