25n
25N
25N

Cofrents como punto cero para los ecologistas valencianos: "la transición ecológica pasa por cerrar la central nuclear"

El Consejo de Seguridad Nuclear ha aprobado la renovación de la nuclear de Cofrents hasta noviembre de 2030

Cofrents como punto cero para los ecologistas valencianos: "la transición ecológica pasa por cerrar la central nuclear"
19/02/2021 -

La central nuclear de Cofrents, propiedad de Iberdrola Generación Nuclear S.A., es la de mayor potencia eléctrica instalada dentro del parque nuclear español, la construcción de la cual se remonta hasta 1972, cuando el Ministerio de Industria, Energía y Turismo concedió la Autorización Previa para la construcción de la Central Nuclear en la localidad valenciana. Fue en 1984 el año clave, cuando el mismo ministerio concede el Permiso de Explotación Provisional que admitiría iniciar la carga de combustible, la realización de pruebas nucleares y la definitiva conexión de la Central a la red peninsular de alta tensión, que se produjo el día 14 de octubre. Todo ello permitió que se alcanzara en octubre el 50% de potencia térmica, en noviembre el 75%; y en 18 de enero del siguiente año el 100%.

El año 1986 se obtiene la primera prórroga del Permiso de Explotación Provisional (PEP), y desde entonces se han ido obteniendo sucesivas prórrogas por dos años en 1988, 1990, 1992 y 1994, por cinco años en 1996, por diez años en 2001, y la última en el año 2011 por un nuevo periodo de 10 años, hasta el 2021. Y ha sido justo esta semana cuando el Consejo de Seguridad Nuclear ha aprobado la renovación de la nuclear de Cofrents hasta noviembre de 2030, respondiendo favorablemente a la solicitud del 31 de marzo de 2020, cuando la Central Nuclear de Cofrents solicitó formalmente la renovación de su autorización de funcionamiento por diez años. Ante esta aprobación de la que será la novena prórroga de las instalaciones nucleares valencianas que desde su apertura han mantenido en vilo a los sectores ecologistas valencianos.

Según ha informado el Consejo de Seguridad Nuclear en un comunicado, la decisión confirma el calendario pactado entre el Gobierno e Iberdrola para el cierre ordenado de la central en 2030, “si bien en el calendario pactado por Teresa Ribera y las eléctricas el cierre de Cofrentes sería en 2025”. No obstante, ante esta notificación los partidos políticos de Podemos -tanto a nivel nacional como autonómico- y Compromís, se han posicionado “completamente en contra” de la decisión.

En el ámbito nacional, desde el grupo parlamentario confederal Unidas Podemos – En Comú Podem – Galicia En Común han expresado su rechazo hacia esta decisión y han recordado que la semana pasada presentaron para su tramitación una Proposición No de Ley “para que no se renueve la concesión a Iberdrola y cerrar definitivamente la central nuclear de Cofrentes”.

En clave valenciana, Compromís, a través del portavoz adjunto en les Corts, Juan Ponce, ha calificado de nefasto el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), pero al mismo tiempo ha señalado que “el posicionamiento del CSN no impide al gobierno central del PSOE y Unidas Podemos decretar su cierre este año, ya que es cuando acaba su vida útil”.

El caso de Cofrents recuerda a la polémica que se dio en relación con la Nuclear de Garoña que también recibió informe favorable del CSN para la prórroga de su actividad, pero finalmente el gobierno central la cerró porque las empresas explotadoras de la central así lo pidieron, al no serles ya rentables esas instalaciones. Ante esta posibilidad de cierre, Ponce exige “que se deje de hacer seguidismo a la política energética del PP y el próximo mes de marzo, cuando se debe tomar la decisión, el Ministerio de Transición Ecológica apruebe el cierre de la Nuclear de Cofrentes, establezca un calendario de desmantelamiento y dé paso a las energías renovables”.

Juan Ponce (Compromís)

En cuanto a la posición de Unides Podem, la formación morada se ha unido a instar al Gobierno central, del cual forman parte, a “respetar” el acuerdo de les Corts de hace cuatro años en la que pedían el cierre de la central al término de su autorización actual, que concluye el 20 de marzo, y que fue ratificado la semana pasada.

En palabras de la diputada de Unides Podem, Beatriu Gascó “no nos “sorprende” la decisión del CSN, pero “no deja de decepcionar”. En este sentido, ha indicado que “la pelota está encima de la mesa del Ministerio”. “Nosotros, como fuerza de Gobierno tanto aquí como en el gobierno central vamos a hacer presión”, ha indicado. Así, trasladarán al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que “traslade esta voluntad”. “No solo se aprobó una PNL en 2017 en estas Corts por los partidos que conforman el Botànic, sino que además se reiteró la semana pasada”, ha indicado.

La plataforma Tanquem Cofrents, que agrupa a los principales grupos ecologistas además de sindicatos y otras organizaciones de la sociedad civil valenciana, manifiesta su absoluto rechazo a la prolongación del periodo de funcionamiento de la central nuclear de Cofrentes, más allá del 2021, en el que cumpliría 37 años de vida, a lo que añaden que “la central ya está en unas condiciones pésimas, con averías continuas”, por lo que “prolongar su funcionamiento supone aumentar exponencialmente el riesgo de grave accidente que afectaría a toda la ciudadanía valenciana”.

Para la plataforma ecologista, esta prórroga de la nuclear valenciana no solo supone una traba para la ecología, sino que “mantener la energía nuclear supone un bloqueo a la implantación de las energías renovables” que el mismo gobierno ha planeado en su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. Tanquem Cofrents explica que “las centrales nucleares suponen un verdadero tapón a la transición energética con un sistema basado en energías renovables, es decir un sistema descentralizado, más limpio, más barato y democrático”, por lo que “la transición ecológica pasa por cerrar todas las centrales nucleares”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

14 + 16 =