25n
25N
25N

El Cigarrillo Electrónico como herramienta para dejar de fumar

El Cigarrillo Electrónico como herramienta para dejar de fumar
03/12/2019 -

Los cigarrillos electrónicos han experimentado un gran crecimiento en el mercado español a partir de los últimos años. De este modo, hoy en día, más de 562.500 españoles usan de forma habitual un vapeador. Así, junto al aumento de vapers, también ha crecido significativamente la variedad de productos y de marcas comercializadoras. En este sentido, las tiendas de cigarrillos electrónicos Ivapeo son un ejemplo del dinamismo del sector en España.

Las motivaciones de este desarrollo son múltiples e incorporan distintas variables. De esta forma, existe gente que vapea para relajarse, otra por el gusto a los e-líquidos disponibles y otra mucha como un medio para dejar o reducir el consumo de tabaco. De esta manera, vapear puede ser una buena técnica a la hora de abandonar la adicción a la nicotina. De hecho, han comenzado a implantar tiendas de ecig en hospitales de uk, con el objetivo de ayudar a las personas fumadoras a dejar el tabaco.

De este modo, la sanidad británica apuesta desde hace años por el uso del cigarrillo electrónico como una herramienta eficaz a la hora de dejar de fumar y como un sustitutivo del tabaco menos dañino dentro de una política de minimización de daños.

El vaping como una alternativa al tabaco

Según datos recogidos por un macroestudio elaborado por la University College of London y publicado en la revista científica Addiction, los cigarrillos electrónicos son un buen instrumento para dejar de fumar. Tanto es así, que la propia investigación – financiada por el Cancer Research Uk – asegura que el vapeo es la manera más eficaz y menos dañina de abandonar el consumo de tabaco de manera progresiva.

En cualquier caso, vapear supone una alternativa menos perjudicial para la salud que los cigarrillos tradicionales, por lo que la sustitución del tabaco por uno de estos dispositivos mejorará el estado de salud de las personas consumidoras. De este modo, como no se produce ninguna combustión en el uso de los cigarrillos electrónicos, nuestros pulmones no se verán tan expuestos a sustancias tóxicas. Por este motivo, con su utilización se reducen en gran medida las posibilidades de padecer un cáncer o alguna afección respiratoria grave.

Asimismo, la utilización de un vapeador también permitirá mantener el gesto del tabaco, lo que reducirá la ansiedad de las personas que se encuentran en proceso de abandonarlo definitivamente. De este modo, aunque los cigarrillos electrónicos no son totalmente sanos, sí que resultan efectivos para dejar de fumar.

Igualmente, en cuanto a los líquidos para vapear, los especialistas recomiendan emplear primero aquellos que cuenten con algún nivel de nicotina, para que el cuerpo se vaya acostumbrando gradualmente a la ausencia de esta substancia en el organismo. Posteriormente, lo ideal sería ir incorporando líquidos que no contengan cantidad alguna de este compuesto para, finalmente, dejar de fumar en cualquiera de sus modalidades.

Así, aunque el proceso pueda resultar largo, con un poco de fuerza de voluntad mucha gente consigue ir dejando el hábito del tabaco poco a poco. En este sentido, los médicos recomiendan mucha paciencia y una visión a largo plazo.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

cuatro + nueve =