25n
25N
25N

Centre del Carme; arte contemporáneo en un escenario con más de 700 años

El centro ha aumentado sus visitas un 352% desde el cambio de gestión en 2016

Centre del Carme; arte contemporáneo en un escenario con más de 700 años
26/11/2019 -

Ha sido Monasterio, responsable del nombre del Barri del Carme; también ha sido Parroquia, Academia de Bellas Artes e incluso una construcción abandonada. Aunque se trata de un lugar con 728 años de historia detrás, y más de un milenio con las ruinas árabes bajo él, el Centre Cultural del Carme es ahora un centro de dinamización y arte contemporáneo, donde la historia convive con la vanguardia artística.

Del Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC), las segundas ‘C’ son relativamente nuevas, y han significado un cambio de paradigma para el centro: las visitas desde su apuesta no han hecho más que crecer.

El Real Monasterio de Nuestra Señora del Carmen inició su andadura en 1.281, fuera de la muralla musulmana, y pocos años después, con su construcción, dentro de la muralla medieval. Fue cobijo de la orden de los Carmelitas, a principios de 1800 pasó a usarse sólo la Iglesia y poco después, en 1839, se convierte por primera vez en museo, vaticinio de lo que sería mucho después. En este primer museo se cobijaban aquellas obras de arte que, tras la desamortización de Mendizábal, habían quedado “huérfanas”.

Ahí se ubicó poco después la Acadèmia de Sant Carles, inicio del Museo de Bellas Artes de València Actual, pero a tras la Guerra Civil ocasionada por los sublevados y recibir numerosos daños, el Convento queda abandonado hasta los 80. Es entonces cuando llegan sucesivas restauraciones, volvió a cobijar sedes artísticas y hacer exposiciones. Su actividad comenzaba a enlazarse de nuevo al día a día del barrio, aunque es desde hace unos años, con una énfasis en el Centro Contemporáneo, que el espacio gana en visitas, exposiciones y aprecio. Su actual director, José Luis Pérez Pont, es la principal nombre al hablar del cambio del espacio.

Un 352% más

En el año 2016, el CCCC recibió un total de 75.919 visitas. Sólo un año después, en 2017, el número ascendía hasta las 182.658, es decir, un 140,6% más. Sin embargo, 2018 presenta unas cifras todavía mejores; 343.248 visitantes al centro cultural, un 88% más que en 2017 y un 352,2% más que hace solo dos años.

El museo se ha convertido en uno de los referentes del “Turismo Cultural” que aúna, en su mayoría, a visitantes de la Comunitat Valenciana -un 68,6%-, seguidos de extranjeros y extranjeras -un 24,3%-, con las visitas del resto del Estado en último lugar -7,1%-.

La sala Reflectori, Goerlich-Ferrers o Carlos Pérez son epicentros de la cultura contemporánea en la Comunitat Valenciana, donde las exposiciones conviven con la arquitectura diversa de varios siglos y estilos.

“Pulgas”

En 2016, Pérez Pont pasó a estar al frente del Consorcio de Museos y del Centre del Carme; una especie de ‘cambio de etapa’ para el Govern del Botànic sobre la gestión del espacio. Un año después, ya ‘asentado’, el Director relató en una Comisión de Cultura qué encontró al llegar; plaga de pulgas en una de las salas, basura en los almacenes e incluso “irregularidades” en el personal. Según relató, se sacó “una tonelada de basura” que acumuló la anterior gestión dispuesta por el gobierno popular.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

cinco + 16 =

art en blanc