25n
25N
25N

Carcaixent y Cogullada estarán unidas por un carril ciclopeatonal 30 años después

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad está invirtiendo más de 75 millones de euros en crear y mejorar 224 kilómetros de vías verdes y carriles ciclopeatonales de la Comunidad Valenciana

Carcaixent y Cogullada estarán unidas por un carril ciclopeatonal 30 años después

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, visitaba ayer la localidad de Carcaixent para dar el pistoletazo de inicio a las obras del nuevo carril ciclopeatonal que conectará el casco urbano de esta localidad de la Ribera Alta con su pedanía, Cogullada.

Una actuación que se espera que finalice antes de verano y que se suma a la inversión global de más de 75 millones de euros para la creación y mejora de un total de 224 kilómetros de vías verdes y carriles ciclopeatonales que está acometiendo el gobierno valenciano en toda la Comunidad Valenciana.

Concretamente, en este proyecto se invertirán 420.000 euros por parte del ente autonómico y permitirá dotar de una vía para poder ir a pie y en bici con las mejores condiciones de accesibilidad y seguridad viaria 30 años después de la construcción de un puente para sortear las vías del tren que dificultaba el trayecto y potenció el uso del vehículo privado.

España destacaba que con esta iniciativa se realiza “un paso más en el cumplimiento de nuestros objetivos prioritarios en materia de movilidad que no son otras que mejorar la seguridad viaria de las y los peatones y ciclistas, integrar y mejorar los entornos urbanos y fomentar la movilidad sostenible”.

UNA DEMANDA HISTÓRICA

La pasarela de Cogullada responde a una demanda histórica, ya que en la actualidad los dos núcleos se encuentran comunicados por medio de vías de circulación de vehículos, pero no existe itinerario para peatones o ciclistas que los conecte. Las obras a ejecutar tienen el objetivo de dotar de accesibilidad no motorizada a esta zona urbana que tiene un elevado potencial de uso.

El consejero destacaba que “esta semana empiezan unas obras muy demandadas, que suponen el fin de una injusticia de 30 años para los y las residentes de la zona de Cogullada, quienes no podían desplazarse al casco urbano de Carcaixent sin vehículo privado”.

Por su parte, Paco Salom, alcalde de Carcaixent, resaltaba que “el inicio de las obras supone una muy buena noticia para toda la población, puesto que, además de favorecer la movilidad sostenible, daremos solución a un problema de seguridad vecinal y a una demanda”.

Así, como recordaba el primer edil, “hace 30 años las vías del tren dejaron de ser un problema, pero al hacer el puente empezó la incomunicación para quien quería desplazarse a pie. Con el tiempo, la separación entre Cogujada y el resto del pueblo fue creciente y el vecindario de Cogujada no merece la situación vivida. Sin duda, con estas obras se hará justicia”.

CONEXIÓN CON EL BARRANCO DE GAIANES

En la actualidad el casco urbano de Carcaixent y su pedanía se encuentran comunicados por medio de vías de circulación de vehículos y no existe recorrido peatonal o ciclistas que los conecte.

El carril que conectará la ciudad con su pedanía tendrá su inicio en la calle Emilio Donat, después de su cruce sobre el barranco de Gaianes, y que, con la ampliación de la plataforma del vial existente hacia el este, discurrirá hacia el sur.

Posteriormente, el itinerario ciclopeatonal atravesará sobre la línea del ferrocarril aprovechando la estructura existente, en la cual se reducirá el ancho de zona destinada al tráfico de vehículos para poder dotar al nuevo carril de una amplitud mínima suficiente.

Finalmente, después de atravesar la línea del ferrocarril, el itinerario concluirá con la conexión con la prolongación de la calle Mayor en dirección a Cogujada. En esta zona, de nuevo se aprovechará el espacio resultante entre el vial existente y el cierre de las parcelas anejas.

ITINERARIOS FERROVIARIOS ADAPTADOS

Esta recuperación y adaptación de antiguos trazados ferroviarios es un elemento común con una gran parte de los proyectos de movilidad que realiza la Conselleria. Con este objetivo, se están proyectando y desarrollando varios trazados de vías verdes que forman parte de una Red de Itinerarios no Motorizados, que integra las redes Eurovelo y la Vía Litoral, en el marco de la Estrategia de Movilidad de la Generalitat Valenciana.

Carcaixent unifica dos ejemplos de esta política y es ciudad de de dos vías verdes: la que la unirá con Xàtiva y la que lo hará con Dénia.

La primera de ellas tiene por objetivo la conexión ciclopeatonal desde el casco urbano de Xàtiva hasta la estación de Carcaixent, uniendo las comarcas de la Costera y de la Ribera Alta, adecuando zonas en desuso como las antiguas vías que dividen en dos partes la localidad de Manuel. Se trata, en definitiva, de unos trabajos de movilidad sostenible, aprovechando la existencia de un trazado ferroviario de 9,5 kilómetros de la antigua línea La Encina – València hasta La Pobla Llarga, desmantelada en 2009.

Entre La Pobla Llarga y Carcaixent se adecuará un corredor capaz de albergar, en condiciones adecuadas de seguridad viaria y comodidad, la ruta ciclopeatonal, sumando un recorrido total de 16 kilómetros.

La otra vía verde, iniciada la legislatura pasada con la colaboración del área de Medio Ambiente de la Diputación de València, está proyectada por el antiguo trazado del tren Carcaixent – Gandia – Dénia, que unió estas localidades hasta el año 1974.

El itinerario, de una longitud total de 66 kilómetros y con tramos ya finalizados, implica los núcleos poblacionales de Alzira, la Barraca d’Aigües Vives, Benifairó de la Valldigna, Tavernes de la Valldigna, continuará por la comarca de la Safor, y servirá de nexo de unión entre Oliva y el norte de la demarcación de Alicante.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

7 + quince =

museo prehistoria