Cantó y Vox se estrenan en Corts con franquismo, bulos del valenciano y crítica al reglamento

Cantó y Vox se estrenan en Corts con franquismo, bulos del valenciano y crítica al reglamento
17/06/2019 -

La semana pasada, el miércoles y jueves, se realizaron las dos sesiones del Pleno de Investidura del socialista Ximo Puig, que resultaron con los 52 votos del ‘Botànic II’ a favor. Ahí, los síndics de los distintos partidos, además del candidato a President, se estrenaron y realizaron el primer debate. Unas intervenciones en las que el portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, y la de la extrema derecha de Vox, Ana Vega, hicieron uso del franquismo, bulos sobre la “imposición del valenciano” y tildaron de “bochornoso” que el debate se dividiera en dos, como marca el reglamento.

El primer día de sesión, antes de su primera intervención oficial en el hemiciclo valenciano, ambos portavoces dieron señales de sobre qué iban a hablar. “En primer lugar decir que es una auténtica vergüenza tener que esperar 24 horas para debatir y votar, solamente, para que el tripartito se haga una foto. Nos parece vergonzoso cómo se ha llevado a cabo el acuerdo, el mercadeo de consellerias y agencias”, señalaba Cantó.

Con esto, el líder de Ciudadanos se refería al aplazamiento dictaminado por el President de les Corts, Enric Morera, tras el discurso de Ximo Puig. Según el reglamento de la cámara valenciana, tras la constitución de la sesión y discurso del candidato a President, se debe suspender la sesión para continuarla en un plazo máximo de 24 horas. Así, con ese aplazamiento de 23 horas dictaminado por la Mesa es reglamentario, sirviera o no para que Compromís, PSPV y UP-EUPV cerraran el pacto del nuevo ‘Botànic II’ por la tarde en el Castell de Santa Bàrbara, en Alacant.

Un mensaje parecido trasladaban a los medios desde la ultraderecha de Vox, con Ana Vega, y el PP, con Isabel Bonig. Esta última aseguró que las fuerzas progresistas “han puesto todas las instituciones al servicio partidista” por hacer algo contemplado en el reglamento. La portavoz ultraderechista también aprovechó para adelantar su futura intervención sobre la supuesta “imposición” y “discriminación” del valenciano contra el castellano.

Demagogia con Miguel Hernández

Fue en las intervenciones del día siguiente, previas a la votación que invistió de nuevo a Ximo Puig, cuando más sonado fue el estreno de los dos nuevos portavoces de la derecha valenciana; alusiones al Franquismo, ETA, ataques al feminismo y bulos del valenciano para atacar al entonces president en funciones y sus socios de gobierno.

Cantó juntó el bulo sobre la imposición del valenciano y con el franquismo para reforzar la idea de un supuesto ‘plan’ para discriminar el castellano. “Ustedes son los de la lengua única, señor Puig. Miguel Hernández no hubiera podido publicar en la Comunidad Valenciana en la que lleva Cultura el señor Marzà, no hubiera tenido ni una sola ayuda”, lanzó entre risas y estupor de la bancada progresista y los aplausos de los diputados de su formación.

El actor y político utilizó la figura del poeta alicantino Miguel Hernández, fiel a la legitimidad de la Segunda República y asesinado -dejado morir en prisión de tuberculosis- por el franquismo, para difundir una mentira. Tal y como señaló el diputado en el Congreso de Compromís, Joan Baldoví, el 65,3% de los libros publicados en la Comunitat son en castellano, frente al 23,1% que lo hace en valenciano. “Miente más que respira”, añadía Baldoví.

Tras esto, Cantó volvió a utilizar la figura del poeta para asegurar que “no podría haber estudiado en castellano” en una Comunitat con, de nuevo, Vicent Marzà al frente de Educación. Con esto, el político repite una mentira lanzada múltiples veces durante la campaña y que, pese a demostrarse mentira en todas ellas, continúa repitiendo; todos los colegios de la Comunitat, comprobado incluso en uno que decía conocer por familiares, deben dar un mínimo del 25% de las horas lectivas en castellano y valenciano.

Imposición y criminalización

La respuesta de Puig al uso partidista de Cantó de una víctima del franquismo lo relacionó con la ultraderecha: “A Miguel Hernández, quienes no le dejaron publicar, son algunos de sus socios“. Vox, que engloba a la ultraderecha en general y a franquistas en sus filas, pacta con Ciudadanos y PP en diversos lugares, como Andalucía o Madrid. La respuesta de Vega, la síndica de extrema derecha, fue decir a Puig que él “está más cerca del franquismo”, asegura, porque ella nació después de la muerte del dictador.

También Cantó utilizó a las víctimas del terrorismo al insinuar que Puig se “acuerda de un dictador de hace más de medio siglo” pero “olvida los que hasta hace nada estaban asesinando”, en la línea de las acusaciones del PP y Ciudadanos sobre supuestos pactos con EH Bildu, el grupo político al que acusan, sin sentencia, de etarra.

Según aseguró la política, su formación ha llegado a las Corts para tratar contra aquellos que “insultan impunemente sobre creencias religiosas” y dar voz a “quienes sufren el adoctrinamiento ideológico en el sistema educativo o la imposición del valenciano”. De nuevo, el bulo de la imposición y adoctrinamiento. Algo que incluso el PP, que lanzó una web para que se denunciara y poder demostrarlo, ha dejado en el olvido.

La portavoz ultraderechista no sabe o obvia lo que es el feminismo. Así, asegura que el gobierno valenciano “persigue” y “criminaliza” a los hombres “por haber nacido hombres”, además de “perseguir” a las mujeres por “querer serlo”. Unos mensajes machistas que ha continuado también con otros racistas. Asegura estar “cansada” de que se les tache “xenófobos”, para después asegurar que no se puede a acoger “inmigrantes cuya cultura es incompatible con la nuestra“.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

diecinueve + 12 =

Festes Torrent 2019
Festes Aldaia