La campaña 'Reciprocitat Ara!' lucha para poder ver TV3 en el País Valencià

El pasado 3 de enero se inició una campaña en las redes sociales llamada ‘Reciprocitat Ara!’ en la que se pide la reciprocidad de los medios públicos valencianos, catalanes y baleares, es decir, que tanto la televisión como la radio de las tres comunidades autónomas con lengua común se puedan ver y escuchar en todo el territorio de habla catalana. Así, los canales públicos como TV3 o IB3 (televisión pública de las Islas Baleares) se podrían visualizar en el territorio valenciano. La voluntad de hacer efectiva la reciprocidad responde a dos cuestiones fundamentales: la demanda social y el hecho de ser un derecho de los ciudadanos.

El senador de Compromís, Carles Mulet, a través de su grupo parlamentario Esquerra Confederal, llevará al Pleno del Senado esta semana una moción en la que se exigirá la atribución de frecuencias correspondientes para poder llevar a cabo la reciprocidad de los medios públicos. La moción cuenta con el apoyo de entidades de defensa de la lengua valenciana como Decidim, Plataforma per la Llengua, Intersindical Valenciana, Escola y el SEPC. Mulet se ha referido a la moción como “una manera de presionar”, puesto que no es vinculante.

Esta moción se llevó al Pleno en 2017, pero la mayoría absoluta del PP en el Senado impidió que el resultado fuera favorable: 21 representantes del PSOE, ERC, PDeCAT, Compromís y Podemos votaron a favor, mientras que 31 representantes del PP en contra. Ahora, la situación ha cambiado, puesto que, en caso de que los grupos que votaron a favor lo hicieran de nuevo, se conseguiría la mayoría absoluta necesaria para defender la reciprocidad.

Mulet es optimista y considera que “hay una mayoría estable y suficiente para tomar medidas urgentes en la materia” y ha alertado que “el desarrollo del Segundo Dividendo Digital (un mandato europeo), por el cual se liberó el espectro radioeléctrico para desplegar futuras redes de telecomunicaciones 5G, dificultará el asunto”. Según la Decisión de Ejecución de la UE, la banda para aplicar la tecnología 5G tiene que estar plenamente disponible antes del 30 de junio de 2020, de forma que la reciprocidad tendría que aplicarse antes de esta fecha, puesto que habrá una mayor disponibilidad de frecuencias.

Hasta el momento, los argumentos para no aplicar la reciprocidad son de carácter técnico. El espectro radioeléctrico es un recurso finito y, con la incorporación de la banda de frecuencias de la tecnología 5G, el espacio para aplicar la reciprocidad quedaría reducido. De forma que la única opción alternativa es la utilización de la multiplexación estadística para aumentar los canales, es decir, el espacio que actualmente ocupan las televisiones y radios autonómicas se tendría que repartir de manera diferente para que cupieran otras televisiones autonómicas como TV3 o IB3. Desde el gobierno valenciano se ha mostrado la intención de implantar un segundo canal de televisión de À Punt, que quitaría espacio para la reciprocidad, pero desde las entidades que soportan la moción opinan que no es incompatible.

En la presentación de ‘Reciprocitat Ara!’ se ha querido dejar claro que no sustituye las múltiples campañas que se han llevado a cabo en defensa de la lengua desde años atrás, sino que es una campaña que soporta las otras. ‘Reciprocitat Ara!’ nació en Twitter, y a través de la cuenta se realiza un tuit diario pidiendo la reciprocidad y citando los actores implicados. Próximamente ampliarán la difusión a través de Instagram y de una página web propia. Además, el representante de la entidad Decidim, Toni Infante, ha remarcado que son “conscientes de que se están haciendo avances, como la reciprocidad parcial de TV3 e IB3 a la zona norte de Cataluña o la visualización de la serie Merlí en À Punt en horario de máxima audiencia”, pero argumenta que tienen que “seguir dando pasos adelante”.