25n
25N
25N

Benimaclet, el punto álgido del Rialto: PAI, huerta y 'rifirrafes'

El consistorio no se pone de acuerdo con los dos proyectos presentados por el PSPV y por Compromís

Benimaclet, el punto álgido del Rialto: PAI, huerta y 'rifirrafes'
22/02/2021 -

El Proyecto de Adecuación Urbanística del barrio de Benimaclet va sumando protestas, desacuerdos e incluso ‘rifirrafes’ al consistorio del Cap i Casal. Más conocido como PAI, después de la última polémica que llevó a la carencia de acuerdo entre las dos formaciones del gobierno del Rialto, PSPV y Compromís, ahora, este proyecto ya busca un primer acercamiento entre estas dos formaciones.

A principios de febrero, el área de Urbanismo del Ayuntamiento de València presentaba la propuesta del consistorio para la acción urbanística al mítico barrio de la ciudad. Sin embargo, Compromís, tituló esta acción como “una decisión unilateral de Sandra Gómez“, puesto que la propuesta del consistorio, según la coalición valencianista “no se había consensuado con Compromís ni con el vecindario la gestión del PAI de Benimaclet“. Por el contrario, los socialistas de la ciudad de València no tardaron a manifestar su posición, a lo que explicaron que “los socialistas rechazan un modelo elitista sin dotaciones públicas, pero con adosados de lujo”, dejando a entender que este era el modelo de Compromís.

gomez-ribo

EP

A pesar de todo, la vicealcaldesa y regidora de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, anunció, el pasado viernes, que convocará un concurso interdisciplinario, del mismo modo que ya se realizó en el PEC del Cabañal o Ciutat Vella, con el objetivo que profesionales multidisciplinarios, en colaboración con los técnicos del Ayuntamiento de València, elaboran un nuevo proyecto, esta vez, consensuado. Por eso, se lanzará un proceso de participación ciudadana porque “todas las voces estén incluidas”. “Ningún partido tiene el derecho de decidir cuáles son las necesidades del barrio”, señaló Gómez. Por este motivo, en este nuevo proceso “se contará con la participación de todos los vecinos y vecinas de Benimaclet, eso sí garantizando que se mantendrán derechos básicos para cualquier barrio de la ciudad, como es la vivienda pública, zonas verdes o espacios recreativos”.

Además, con esta decisión, el área de Urbanismo asume directamente el diseño del PAI de Benimaclet. Hasta ahora, este trazado lo había hecho la Agrupación de Interés Urbanístico constituida para llevar a cabo la urbanización del PAI de Benimaclet, en manos de la constructora Metrovacesa. Ante esto, Compromís intermediando su alcalde, Joan Ribó, ya había exigido, entre otras cosas, que el planteamiento inicial del dibujo del PAI saliera desde el Ayuntamiento de València y que, además, se llevara a cabo un nuevo proceso de participación ciudadana.

EL BARRIO 15′ DEL PSPV

La mezcla de usos entre uso residencial, uso terciario y uso dotacional público es el que predomina en la propuesta socialista en relación con la nueva distribución del barrio de Benimaclet y que llevaría, entre otras cosas, un 20% de la edificabilidad destinado al uso terciario, pero no para comercios, sino para empresas innovadoras y tecnológicas, a causa de que en la actualidad “quieren instalarse en València, pero que por falta de suelo terciario no podan”, indicaba Gómez.

Entre las modificaciones más destacadas se encuentra la creación de un gran parque público central que sirva de transición entre el barrio y la huerta, una bajada de las alturas de los nuevos edificios a medida que se acerquen a la huerta con el objetivo de conseguir una transición “amable” entre ambas partes, lo que supondría que las mayores alturas se concentrarían a los extremos con las avenidas Alfauir y Cataluña. Respecto a la tipología edificatoria, Gómez afirmaba que tendrán que “adecuarse a las existentes en el entorno, no aceptándose en ningún caso los espacios libres privados”. Con esto, indicaba que se busca “fomentar las relaciones vecinales de barrio y los espacios de encuentro públicos” y gracias a esta reformulación “supondría ganar 15.000 m² de espacio público que podrían destinarse a otros usos”.

Del mismo modo, la propuesta socialista apuesta para potenciar los caminos históricos con la conexión a la huerta con el que se incidiría en “la mejora de la integración con l’Horta, dotar de mayor importancia en la ordenación a los caminos históricos de les Fonts y de Farinós, singularizando su paso a través de la Ronda, y garantizando la conexión del NHT de Benimaclet con el entorno agrícola y los elementos de valor cultural que existen en él”, indicaba. Así, por otra parte, en cuanto a la vivienda pública, se calcula que se pueden obtener alrededor de 251 viviendas públicas, más alrededor de 100 viviendas dotacionales para mayores de 65 años, menores de 35 y otros colectivos, es decir, un total de 351 viviendas públicas que ayudarán a mejorar el parque de vivienda pública y al hecho que el barrio dispongo de vivienda asequible.

DESCLASSIFICACIÓ I REBAIXA D’HABITATGE A BENIMACLET: LA PROPOSTA DE COMPROMÍS

Compromís, formación que integra el gobierno de València junto al PSPV, plantó como alternativa al PAI de Benimaclet promovido por Metrovacesa desclasificar el 35,3% del suelo para proteger la huerta productiva y reducir las 1.345 viviendas previstas a 720 viviendas, con un 30% de VPP y con distintas tipologías como los bloques, las islas y las casas de pueblo para ajustarse al entorno del barrio. Con esta propuesta se mantiene una densidad de 65 viviendas por hectárea, “se contemplan las dotaciones públicas” y las “zonas verdes” reclamadas en esta zona de la ciudad y no cabe el pago de indemnizaciones por parte del consistorio por los cambios recogidos.

Así lo indicaron este miércoles el vicealcalde de València y miembro de Compromís, Sergi Campillo; la portavoz de la coalición, Papi Robles, y el arquitecto David Estal, que ha elaborado la alternativa, durante su presentación en rueda de prensa.

Campillo aseguró que esta no es una propuesta “cerrada” sino abierta para “seguir debatiendo” que busca el “consenso”, tanto con el otro socio del gobierno local, el grupo socialista -ha resaltado que Compromís tiene “claro” que integra “un gobierno de coalición” y ha descartado posiciones “unilaterales”-, como con los vecinos y entidades de Benimaclet. De este modo, manifestó, como hizo también Robles, que supone “un punto de partida“, una “coma” para seguir hablando. “Impulsa un nuevo modelo de ciudad y es democrática. Es integradora e incorpora la participación”, ha agregado Campillo sobre la iniciativa.

gomez-y-campillo

Tanto Campillo como Estal aseguraron que la modificación del PAI presentada no conlleva coste para el Ayuntamiento. El edil habló de acometer este desarrollo urbanístico atendiendo “a la realidad del barrio” y con una cantidad de vivienda “adecuada” y “razonable”. “No se trata de desclasificar todo el barrio sino lo que está cultivado”, ha dicho, al tiempo que a “nadie” puede “reclamar” por las expectativas que tuviera tras haber comprado terrenos y buscar un “pelotazo”. “La ciudad no es un solar para ganar dinero”, matizaba.

Respecto a los chalés de lujo que criticaba el PSPV sobre la propuesta de la coalición, Compromís ha dejado claro que en la parte urbanizable se contempla una zona residencial abierta tipo bloques, otra más próxima al caso urbano de Benimaclet como casa de pueblo -con zonas verdes y comunes– que “nada tienen que ver con chalés” y ha precisado que “ningún edificio nuevo podrá tapar uno anteriormente existente” ni pasar las ocho alturas.

Entre las viviendas se programan cien intergeneracionales y públicas de alquiler. A esto se suman jardines repartidos por distintas zonas –tres grandes–, una zona deportiva, un centro sociocultural, una escoleta y un aparcamiento en altura.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

cinco × 1 =