25n
25N
25N

El Ayuntamiento de València hace un primer balance del temporal Gloria

Los concejales Campillo y Grezzi evalúan los daños y los costes tras el temporal

El Ayuntamiento de València hace un primer balance del temporal Gloria
24/01/2020 -

“La ciudad está preparada para estos episodios, ya tenemos experiencia” ha destacado Sergi Campillo nada más empezar la rueda de prensa para hacer balance del temporal Gloria. El concejal de Ecología urbana, emergencia climática y transición energética; Conservación de áreas naturales y Devesa Albufera; gestión sostenible de residuos urbanos y limpieza del espacio público y jardinería sostenible y renaturalización de la ciudad ha hecho una primera evaluación del daño y los costes que ha dejado Gloria. Lo ha acompañado en calidad de regidor de Playas Giuseppe Grezzi. Cada uno de ellos ha desglosado las actuaciones en las áreas que dirigen.

Campillo y Grezzi han afirmado que “se ha demostrado que los servicios municipales funcionan, están preparados”. A pesar de esto, han pedido “comprensión a la población, necesitamos tiempo para volver a la normalidad“. Los concejales han incidido en que hay que invertir dinero para mantener la línea de costa y repensar el modelo. En solo doce meses, el territorio valenciano ha sufrido tres episodios extremos como la gota fría, la DANA, y Gloria. Nos encontramos ante situaciones que “pueden repetirse en un futuro”, ha dicho Sergi Campillo.

Los concejales han pedido la declaración de zona catastrófica por parte del Gobierno Central, a pesar de que han informado que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de València todavía no ha aprobado esta calificación “porque aún lo estamos analizando”, ha dicho Campillo.

Los costes ascienden, con el primer cálculo, a 130.000 euros sumando las partidas de Jardinería, parques y jardines y Playas, con 54.000 y 75.000 euros, respectivamente. Campillo ha dicho que, más allá de lo presupuestado en cada una de las partidas, y lo que hay reservado a mantenimiento, “el Ayuntamiento cuenta con un fondo de contingencia para hacer frente”.

Jardinería, parques y jardines

En el área de jardinería, parques y jardines han recibido un total de 177 avisos. Las principales incidencias son la caída de 104 árboles y 15 palmeras. Además, por seguridad, han tenido que talar 44 árboles y una palmera. Para hacer frente a las consecuencias del temporal se preparó un operativo especial. En el servicio de jardinería trabajaron 177 operarios y operarias el lunes 20, el día que más, bajó a 172 el martes y se mantuvo en 157 hasta el viernes 27. En parques y jardines el operativo empezó el martes con 35 trabajadores y trabajadoras, bajó a la cifra mínima de 7 el miércoles, porque se decidió cerrar la mayoría de parques y jardines, pero aumentó hasta 100 jueves y viernes.

Campillo ha situado un primer cálculo del coste total de los daños, aunque son datos provisionales, en 54.500 euros. La suma se desglosa en 37.800 euros destinados a obra de abatimiento, recogida y triturado; 8.000 para la reposición de arbolado y daños; 1.800 se han gastado en la retirada al vertedero; 3.400 en la limpieza marítima y 3.500 euros han ido destinados a la reposición de plantas en Marítimo. A todos estos gastos hay que sumar los contratos de jardinería, que todavía no se han calculado, ha añadido el regidor.

Playas en València en el Parque Natural de la Albufera

En cuanto a las playas destaca la gran afectación de las del sur, dentro del Parque Natural (PN) de la Albufera. En estos espacios han soplado rachas de viento de más de 100 km/h y el mar ha impulsado olas de más de 8 metros de altura, con una ola que ha registrado el récord en 8,44 metros. También ha quedado especialmente dañado el Frente litoral del Perellonet y, en general, se ha perdido gran cantidad de arena. Para Campillo, parte de estas consecuencias se deben a “un pensamiento acientífico de pensar que los ríos solo lanzan agua en el mar cuando también llevan sedimentos”.

Con todo, Campillo ha contextualizado la regresión de la costa dentro de un fenómeno mundial de subida del nivel del mar, acentuado por el cambio climático. “Viviremos con más frecuencia episodios extremos“. Para hacer frente, el regidor ha asegurado que “es un escenario que ya vivimos y tenemos que ser conscientes y valientes en las soluciones”. En esta línea, Grezzi ha enfatizado que “se está cumpliendo lo que hacía muchos años que alertábamos. Estamos en una situación de emergencia climática”.

Gloria ha causado en el cordón dunar de primera línea, un elemento dinámico del paisaje de la playa, unos efectos devastadores en las playas de L’Arbre del Gos, el Saler, el Muntanyar de Pujol y la Malladeta. Especialmente grave ha sido en las playas de los Ferros y la Garrofera, donde el cordón dunar casi ha desaparecido. La importancia de las dunas reside en el hecho que, como ha explicado Grezzi “protegen la playa de la fuerza del agua”. El paseo de la Casbah, además de ver afectado el cordón dunar, también ha sufrido una socavación del extremo sur de su frente. Por su parte, las Mallades de la Devesa se encuentran llenas de agua, por los 150 litros que cayeron en el Saler entre lunes 20 y martes 21, un hecho que no es “ecológicamente negativo, e incluso puede ser interesante de visitar”, en palabras de Sergi Campillo.

Los concejales han llegado a una doble conclusión en el balance de las playas del PN de la Albufera. Primero, han constatado un balance sedimentario negativo en todas las playas en el sur del Puerto de València. Segundo, han avisado que los efectos se notarán a largo plazo en la evolución de la línea de costa, con una tendencia general de pérdida de playa.

Para revertir la situación, Campillo cree que tienen que hacer una “intervención desde las Administraciones -Ayuntamientos, Generalitat y Gobierno Central- para recuperar las playas. Es el momento de plantear con urgencia un proyecto de recuperación y restauración dunar”. De momento, Grezzi ha calculado el coste total por el Servicio de Playas, de manera provisional, alrededor de unos 75.000 euros. Alguna de los gastos que tienen que asumir es la restitución de duchas, lavapiés o torres de vigilancia, con un coste de 2.000 por la compra de cada torre nueva.

La intención del consistorio es reparar todas las playas antes de las vacaciones de Pascua en abril. Por eso, han pedido la intervención del Estado para declarar la zona catastrófica y poder “paliar los efectos tan destructivos del temporal”.

Dispositivo especial de limpieza en paseo marítimo y las playas del Norte y el Sur de València

Los trabajos empezaron el miércoles 22 con la retirada de arena en las vías del paseo marítimo del Cabanyal. El dispositivo especial se inició el jueves, con jornadas por la mañana y tarde. En el sur de València se constituyeron tres equipos especiales. En Pinedo y El Perellonet fue destinado equipos formados por una mini pala y tres operarios; un equipo de 10 operarios se dedicó a recoger a mano la gran cantidad de peces muertos que la subida del agua había arrastrado y dejado después en el suelo. Unos peces que en buena parte provenían de una piscifactoría de Castelló, con tal fuerza los había empujado el temporal. Campillo ha aclarado que el destino de estos animales ha sido el crematorio, como así prevé la normativa de animales muertos en la vía pública.

El Ayuntamiento de València ha estimado el coste de las actuaciones en el dispositivo especial de limpieza en 40.000 euros. Aun así, existe la posibilidad que se amplíe “por razones de celeridad y episodios de salida de algas”.

Albufera de València

Sergi Campillo ha especificado que, con el temporal de Levante, la actuación habitual es cerrar las compuertas para evitar que entre agua marina. Aun así, ha dicho que también entra mucha agua dulce de los afluentes de la Albufera, que empujan la salina hacia fuera. A pesar de que en algunas ocasiones se ponen en marcha las bombas para ayudar a desaguar la laguna, en este caso ha resultado “imposible” por la fuerza del mar, que superó las compuertas, y tuvieron que esperar que el temporal esparciera.

Con todo, el concejal ha valorado positivamente los efectos positivos de la Albufera, que actúa como amortiguador y es un gran receptor de agua, junto con las 14.000 hectáreas de arrozales, asumen las lluvias y “evitan las inundaciones de los municipios de los alrededores”. Campillo ha explicado que la Albufera desagua de manera natural, gracias a la gravedad, y las bombas son una ayuda añadida. El objetivo de la administración es preparar la zona a tiempo para el nuevo ciclo de cultivo de arroz.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

tres × 4 =

Informacion coronavirus
diputacion covid19
mancomunidad horta sud
diputacion covid19
informacion coronavirus