El Ayuntamiento mejora la calidad lumínica del alumbrado de Ciutat Vella

El Ayuntamiento mejora la calidad lumínica del alumbrado de Ciutat Vella
14/12/2018 -

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy un gasto de más de 650.000 euros en los contratos de mantenimiento de alumbrado, procedentes de los ahorros económicos de anteriores actuaciones del Govern de la Nau en el alumbrado público, para mejorar la intensidad lumínica de 882 puntos de luz de Ciutat Vella, así como para paliar la contaminación lumínica de algunas calles de la zona Norte de la ciudad y los ejes viarios de la avenida del Primado Reig, Doctor Peset Aleixandre y Campanar. Con la mencionada actuación, el Ayuntamiento también prevé otras medidas para mejorar el servicio de alumbrado público como por ejemplo la reposición de cable de cobre en algunas instalaciones donde se ha robado.

El concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, ha dado cuenta hoy de este acuerdo «que se enmarca en la política de mejora de la eficiencia energética en las diversas instalaciones del alumbrado público». «Se trata de una actuación más del Plan de Eficiencia Lumínica del alumbrado público, iniciado a finales de 2015», ha aclarado, y ha recordado que «cuando el equipo de Joan Ribó llegó al gobierno en el año 2015, en la ciudad de València había calles excesivamente iluminadas, y otras deficientemente iluminadas, como el caso de Ciutat Vella».

«Cuando acabemos el mandato, habremos invertido en iluminación y en alumbrado público eficiente, con fondos propios, a través de proyectos de participación, a través de inversiones financieramente sostenibles o a través de créditos del IDAE, más de 15 millones de euros. Habremos cambiado más del 50% de la instalación de alumbrado público de nuestra ciudad, y habremos conseguido hacer de València una ciudad más eficiente, propiciando un ahorro económico importantísimo para la ciudadanía y avanzando decididamente en el camino de la sostenibilidad y en la lucha contra el cambio climático», ha explicado el edil.

Campillo ha indicado que el Ayuntamiento, a la hora de llevar a cabo inversiones en alumbrado público, «prioriza los distritos, los barrios y las calles en las que el equipo de gobierno anterior llevaba muchos años sin invertir, hecho que ha supuesto que la ciudad tuviera unas instalaciones obsoletas y altamente contaminantes». «Y unas de las pocas inversiones que hizo el gobierno anterior en los últimos años fue en el distrito de Ciutat Vella, donde instalaron unas luminarias de baja calidad, que nos obliga ahora a realizar una nueva inversión que no debería haber sido necesaria hasta dentro de unos años, si éstas hubieran cumplido los parámetros necesarios de calidad», ha añadido.

El concejal, que ha recordado que las actuaciones del Plan de Eficiencia Lumínica han generado «importantes ahorros en los costes de explotación, concretamente en el coste de la energía», ha argumentado «que el actual equipo de Gobierno está permitiendo destinar estos excedentes económicos a fondo propios para solucionar contingencias que requieren atenciones especiales». Y de esos remanentes, hoy se ha aprobado el mencionado gasto de 650.000 euros que se destinará a las intervenciones en el alumbrado público citadas.

En cuanto a la intervención en Ciutat Vella, ha resaltado «que resolverá el problema generado por las luminarias instaladas en 2013 a cargo de la Diputación de Valencia. En ese momento se sustituyeron las luces de vapor de sodio de alta presión (VSAP) de 250 W por luces de LED. Si bien, a pesar de que la vida útil de este tipo de luminarias es de 50.000 horas (12 años), en menos de 5 años ha descendido drásticamente la intensidad de la luz emitida provocando que en algunas calles la intensidad lumínica no sea óptima».

«Por esa razón, una vez realizadas diferentes lecturas de luxómetro por GPS, y con la intención de solucionar una demanda vecinal y de dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía y visitantes, ahora realizamos una nueva actuación para cambiar unas luces que tendrían que estar a pleno rendimiento», ha aclarado el edil. La nueva instalación consistirá también en LED, pero de mucha mejor calidad y además, eliminará la contaminación lumínica hacia arriba, dado que estará dirigida solo hacia la acera y la calzada. Además, se cambian unos LED obsoletos y muy fríos por otros de última generación y más cálidos, y más confortables a la vista.

El Ayuntamiento también destinará una partida a barnizar y pintar las columnas de las farolas que se instalaron en el proyecto Ecolight en la zona de la Devesa-Albufera, que, por ser columnas de madera y estar expuestas a efectos de la salinidad, necesitan un mantenimiento más exhaustivo para que no se deterioren. Y reponer cable de cobre en algunas instalaciones donde ha sido robado.

Por otro lado, el Ayuntamiento intervendrá en unos meses en 1.448 unidades de farolas Fernando VII, cambiando las actuales luminarias de 250W o 400W de vapor de sodio de alta presión, por retrofit de LED cálido. Además, se intervendrá en los ejes viarios de la avenida del Primado Reig, Dr. Peset Aleixandre y Campanar, en los que se va a instalar un total de 905 unidades de luces de halogenuro metálico, que es la misma solución lumínica que hay por ejemplo a la avenida del Cid. Todas estas intervenciones en la zona norte de la Ciudad generarán unos ahorros anuales estimados de 579.693,20 kw por hora y 71.238 euros al precio actual de la energía.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

1 × 4 =

turismo salou