25n
25N
25N

Alícia Piquer: "Luchar para que haya igualdad es un trabajo de cada día, de todas las áreas y es transversal"

Hablamos con Alícia Piquer, concejala de Igualdad en el Ayuntamiento de Rafelbunyol

Alícia Piquer: "Luchar para que haya igualdad es un trabajo de cada día, de todas las áreas y es transversal"

Una de las primeras decisiones que comportó el cambio de gobierno en el municipio de Rafelbunyol en 2015 fue la creación de una Concejalía de Igualdad. Desde ese momento ha sido encabezada por Alícia Piquer, con quien hemos hablado para conocer como está siendo esta tarea.

¿Qué importancia tiene que sea una área específica la que se encargue de los temas de igualdad?

El objetivo de la creación de la Concejalía de Igualdad es crear una área transversal porque la igualdad no se puede trabajar de una forma sectorial. Trabajamos interactuando con los jóvenes, las mujeres, los más pequeños y pequeñas y aplicando la visión de igualdad, una mirada transformadora de la realidad a partir del empoderamiento de las mujeres en todas las áreas. Un ejemplo es el urbanismo en el cual tienes que trabajar en coordinación con todas las áreas y también con los compañeros y compañeras de las diferentes concejalías.

Por ejemplo, en el caso concreto que comenta del urbanismo, ¿en que cambia esta mirada violeta?

Cambia mucho. En el diseño de las aceras, la altura de los bancos, donde colocas los bancos, qué zonas tienes que tener las precauciones para que estén muy iluminadas o no… hay muchos ejemplos.

“De lo que más contenta estoy es de haber involucrado a los trabajadores y trabajadoras del servicio de cultura, de juventud o de la biblioteca en que la mirada violeta se tiene que imprimir en casi todas las actividades y que cada vez que programamos tenemos que pensar que estamos transformando desde la igualdad”

¿Fue difícil la primera etapa de esta Concejalía?

Sí, pero no más que otras áreas. Quiero decir que en nuestro caso, en Rafelbunyol, no habíamos gobernado nunca y teníamos claro que la transformación iba a ser en todas las áreas y desde todas las áreas. Y para todos y todas fue un reto, teníamos que transformar la forma de hacer y la forma de involucrar a la ciudadanía en aquello que hacíamos.

¿En que ha cambiado la igualdad en Rafelbunyol en estos 5 años?

Para mí lo más importante es el hecho por parte del Ayuntamiento y la ciudadanía que la igualdad no es una cosa de una semana como era la semana alrededor del 8 de marzo, o en este caso el 25 de noviembre. Luchar porque haya igualdad es un trabajo de cada día, de todas las áreas y es transversal. Del que más contenta estoy es de haber involucrado a los trabajadores y trabajadoras del servicio de cultura, de juventud o de la biblioteca en que la mirada violeta se tiene que imprimir en casi todas las actividades y que cada vez que programamos, que pensamos en unas actividades, tenemos que pensar que estamos transformando desde la igualdad.

¿Cómo se vivirá este 25 de noviembre en el municipio?

Cómo te he dicho, nuestro pensamiento o nuestra filosofía es que se luche contra la violencia durante los 365 días del año. Estos días haremos un vídeomáping sobre el ayuntamiento, haremos una propuesta de actividad también en los centros educativos porque trabajan la violencia y después podremos hacer un vídeo que difundiremos por las redes. También realizaremos una campaña que podremos hacer en redes sociales centrada más en denunciar y hacer ver a la ciudadanía que la violencia de género afecta muchas mujeres mayores que no tienen las herramientas que tiene la gente joven y que la ciudadanía que rodea esas posibles víctimas tiene que estar muy al acecho, porque tiene que colaborar en la denuncia y en el apoyo a que esa mujer se atreva a denunciar. Y por otro lado, trabajaremos con los y las adolescentes que son, sobre todo, donde nosotros hacemos más trabajo. Si queremos que la ciudadanía del futuro sea respetuosa, tolerante y alejada de los micromachismos y de la violencia tenemos que trabajar más con la gente joven.

¿Qué tiene que hacer una mujer del municipio que necesite atención?

Por suerte, Rafelbunyol firmó un acuerdo con el Ministerio de Interior en 2014, entonces las mujeres de aquí saben que pueden acudir a la Policía Local, además de usar el resto de teléfonos que están a su disposición como el 016, el 112 o la Guardia Civil. Pero, tienen unos servicios de proximidad que es la Policía Local con agentes formados para atender y agentes a los cuales se les asignan casos para hacer el seguimiento. En función del nivel de gravedad, hay unos casos que lleva la Guardia Civil y hay otros que son los de riesgo más bajo, que son los que tutela la Policía Local. Y después hay otra herramienta, de la cual estoy muy orgullosa porque está funcionando muy bien, que es la creación de la Mesa Local contra la violencia de género. La comisión, como todas las comisiones municipales, está formada por los partidos que integran el consistorio y representantes en este caso tanto de departamentos del municipio que intervienen directamente en la lucha contra la violencia como los servicios sociales y la Policía Local, pero además trabajamos con los centros educativos y, desde hace unos meses, la oficina de víctimas del delito, que se ha creado nueva en Massamagrell, también se ha incorporado. A la Mesa Técnica, formada por mujeres, se ponen en común los casos que tienen entre manos o los posibles casos de personas que están en riesgo. Las políticas no intervenimos, no sabemos quienes son, por una cuestión de protección de datos y ellas analizan cada caso y las ramificaciones que pueda tener. Actualmente no conozco las cifras concretas en Rafelbunyol. Pero en 2015, la primera vez que me lo dijeron, me asusté. Para mí una ya es mucho. Desgraciadamente, es demasiado habitual que en nuestros municipios continúe habiendo situaciones de violencia de género o de violencia doméstica.

“Si queremos que la ciudadanía del futuro sea respetuosa, tolerante y alejada de los micromachismos y de la violencia tenemos que trabajar más con la gente joven”

Los meses de confinamiento fueron momentos delicados, porque muchas mujeres tuvieron que convivir todo el día con sus maltratadores. ¿Cómo se actuó?

Había mujeres que estaban 24 horas en casa, durante tres meses, sin escapatoria, conviviendo con el maltratador. Hicimos un trabajo con Servicios Sociales y la promotora de Igualdad de una atención muy personalizada haciendo llamadas, haciendo un seguimiento, y dándoles un instrumento de aviso en el hipotético caso en que estuvieran en peligro. Trasladamos a los comercios y a las farmacias de Rafelbunyol una contraseña que solo sabían los comercios, las víctimas y las trabajadoras, porque si salían a la farmacia o si salían a hacer la compra las personas a las cuales le dijeron la clave activarían el aviso y avisarían a la Policía Local y se podría intervenir. De hecho, en la próxima comisión se aprobará ese protocolo de actuación, en caso de que nos encontramos en una situación parecida. Pero queda mucho trabajo que hacer 24 horas durante 365 días en el año, es mejor esto que no adulterarlo todo en un mismo día.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

6 − 2 =