25n
25N
25N

Agónico empate en Pamplona con una crisis deportiva más profunda

Agónico empate en Pamplona con una crisis deportiva más profunda

Could not load template match-futbol.php

Un partido de equipos en rojo. El Valencia se enfrentó anoche a un Osasuna con nuevo técnico y venció con el estilo frontal propio de Voro, que dio confianza a Carlos Soler desde el principio y puso a un Mario Suárez que no respondió en la defensa.

osasunavlc2El trance no fue fácil para los del Túria, pero todo empezó bien. Munir marcó su tercer gol en Liga apenas al minuto 1 de juego tras un centro perfecto de Siqueira  por la izquierda. Pero a los 7′ Riera marcó tras un error terrible de Mario Suárez y un saque de banda inteligente de los navarros. Un partido que se veía complicado desde un principio.

En los primeros veinte minutos era el mismo Munir el encargado de pelear cada balón, mientras los locales intentaban generar dominio con balones profundos y apostando al contragolpe.

Al final del primer tiempo Riera cometió un gol en propia puerta tras córner de Dani Parejo. Una fracción sin mucha acción pero con goles, sin contar los intentos de Rodrigo por arriba del travesaño y la insistencia del Osasuna por resistir más que activar sus líneas.

En el segundo tiempo Voro sacó a Siqueira por el canterano Lato y Vasiljevic adelantó las líneas de su equipo. Con esto, el Osasuna subió con Torres y Diego Alves hizo una parada de aquellas que recuerdan que el Valencia todavía tiene grandes jugadores.

Así, a los 62′ Roberto Torres, el mejor del Osasuna, aprovechó un mal despeje de Rodrigo y con un tiro muy potente batió a Alves y consiguió el 2-2.osasunavlc3

Con esto, el Valencia despertó pero el equipo navarro creció en ambición. Para frenarla el entrenador blanquinegro sacó a Rodrigo y puso a Nani, en un intento por marcar pronto.

A los 73′ Martín Montoya fue el último paso de una jugada colectiva que terminó en un gran gol del Valencia, suficiente para la felicidad en los últimos minutos pero corto para la tranquilidad de los huéspedes.

Pero había más: Santi Mina regateó en el área y fue derribado, por lo que que el árbitro dio el penatil. Parejo salió como encargado pero el portero paró diligentemente para el ánimo de El Sadar.

De esta forma llegó el gran gol de Clerc tras un descontrol defensivo de los valencianos que, como siempre, se desesperaron al final y dejaron que se marchara un partido perfecto. 3-3 definitivo y el dolor.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

4 × 1 =

Informacion coronavirus