Decirle adiós al plástico

La Comunidad Valenciana prohibirá los plásticos de un solo uso en 2020 y, por eso, importantes entidades y empresas valencianas empiezan a despedirse de este material

Decirle adiós al plástico
25/06/2019 -

Según una encuesta realizada por la empresa Unilever, el 33% de los españoles concibe el plástico como la segunda preocupación medioambiental más importante, solo por detrás del maltrato animal. El plástico siempre ha sido uno de los mayores enemigos del medio ambiente, a pesar de que los seres humanos siempre lo hemos concebido como un material más que nos facilitaba nuestra vida diaria. Nunca hemos visto el plástico como una grave amenaza para el medio ambiente. Ahora, después de décadas haciendo un uso exagerado del este material en nuestro día a día, y con el auge del activismo ecologista por todas partes de Europa, nos damos cuenta de que el plástico tiene que salir de nuestras vidas, puesto que, al contrario, acabaremos destruyendo progresivamente el mundo donde vivimos. Ahora, parece que hemos tomado conciencia de que el plástico está inundando nuestros mares y océanos, haciendo que miles de hábitats naturales sean invadidos por toneladas de este corrosivo e innecesario material. Cómo dice el refrán, más vale tarde que nunca. Y, en este caso, no podemos retrasarnos más.

El Plan Integral de Residuos, puesto en marcha por la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural a finales de 2018, contempla prohibir la comercialización de plásticos desechables en 2020 en nuestra comunidad, siempre y cuando se pueda sustituir por otro material. Los bastoncillos de los oídos, por ejemplo, volverían a estar hechos de madera fina, igual que el palo de los Chupa-chups. También, las cápsulas de café de plástico serían sustituidas por otro material y se acabaría con el uso abusivo de los plásticos en los envoltorios de la fruta.

Como ya hemos dicho, este Pla Integral se activaría en 2020, un año antes de la fecha tope que dictaminó el pasado enero la Unión Europea para eliminar los utensilios de plástico desechable. La UE, antes de poner en marcha esta decisión, consultó a los fabricantes y a las marcas, independientemente. El 70% de los primeros y el 80% de los segundos coincidió en la necesidad y urgencia de la actuación. Además, el 72% de las empresas afirmó haber reducido el uso de bolsas de plástico durante 2018, nada que ver con el 38% de las cuales redujo el plástico el año anterior.

Empresas valencianas como Mercadona ya han eliminado de forma definitiva las bolsas de plástico desechable de sus supermercados. Esta cadena solamente ofrece a sus clientes tres tipos de bolsas: las de papel, las de rafia y las que contienen un 50%-70% de plástico reciclado procedente del embalaje recuperado en sus tiendas. Este proceso culminó en abril de este año, pero se inició a mediados de 2018 en 66 tiendas; progresivamente, ha ido implantándose en el resto de supermercados de Mercadona.

Otras cadenas parecidas a la de Juan Roig también han empezado a reducir el uso del plástico en sus supermercados. Es el caso de la cooperativa valenciana Consum que, desde el último abril, pretende reducir en un 80% el plástico del supermercado. La cadena estima que esta sustitución supondrá un ahorro de 873 toneladas de plástico al año. Otra cadena que, a pesar de no ser valenciana, empezará a reducir el plástico en nuestra comunidad será Lidl, la cual ya ha iniciado la reducción de este material en Madrid, en Cataluña y en las Islas Baleares.

Fuera del sector de la alimentación y de las cadenas de supermercados, los valencianos contamos con uno de los primeros parques de toda Europa en eliminar el plástico desechable de sus restaurantes. Hablamos del Bioparc que, con la creación de una campaña de concienciación y educación con el lema “Esto no es plástico”, lleva desde de enero de este año sin vender ningún utensilio de plástico desechable.

La Comunidad Valenciana, además de ser una de las comunidades españolas que más avanzada está en cuanto a la reducción de este material en nuestros comercios, también es la que más crece de España en reciclaje de plástico y latas. Según Ecoembes, los valencianos reciclamos el año pasado más que en 2017, creciendo de este modo un 14%. La comunidad recicló durante 2018 un total de 167.754 toneladas de envases domésticos, un 4,6% más que el año anterior.

Desde hace poco más de un año, los valencianos estamos despidiéndonos -y seguimos despidiéndonos- del plástico a marchas forzadas a causa de la fecha tope impuesta por la UE (2021) y, también, con motivo del fuerte arraigo, durante los últimos meses, de una conciencia medioambiental latente en toda Europa. Ahora, por fin, toca prepararse para decirle adiós al plástico, puesto que, al contrario, tendremos que decirle adiós a nuestro querido planeta.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

tres − 3 =

sagunt a escena 2019
turismo salou