Acordado el reparto de escaños en Corts con la oposición del PP, que tendrá a Vox en la fila de arriba

PSPV, Compromís y Unides Podem mantienen sus sillones y sale adelante la propuesta de Vox, que bromea con estar a “la extrema derecha”

Acordado el reparto de escaños en Corts con la oposición del PP, que tendrá a Vox en la fila de arriba
18/06/2019 -

Los grupos con representación en Les Corts Valencianes han acordado finalmente su distribución en el hemiciclo con la oposición del PP, que considera que se ha hecho con el ánimo de molestarles. En el lado izquierdo se mantiene la ubicación de PSPV, Compromís y Unides Podem, pese a las reivindicaciones que había hecho este último grupo de salir del “gallinero”, y en el lado derecho el PP se mantiene a la derecha pero pierde la última fila, en la que se situará Vox, mientras Ciudadanos se queda en la zona que venía ocupando hasta ahora.

Así lo han acordado en la Junta de Portavoces, a la que Vox ha llevado dos planes (A y B), en las que sus diez diputados se situaban en la última fila, bien encima del PP o de Ciudadanos. Al final, estarán encima de los ‘populares’.

Su portavoz, Ana Vega, ha bromeado señalando que están “en la extrema derecha”, como se les suele calificar, y ha resaltado en relación a las reticencias del PP que en Corts no les quiere “nadie” pero en algún sitio tienen que estar, no van a estar sentados “en el pasillo”. Además, ha incidido en que con el reparto de espacios de trabajo en la cámara salen “perdiendo 25m2”.

La portavoz adjunta del PP, Elena Bastidas, ha indicado que este es “un capítulo más del pacto de los sillones” y se ha mostrado “sorprendida” por la actitud de los “colaboradores o invitados especiales” del Botànic, Ciudadanos y Vox. A su juicio, el resto de grupos han llegado ya a la junta con este tema “ya hablado”.

El PP planteaba en su propuesta que se mantuvieran como definitivos los escaños provisionales asignados, pero finalmente ha salido adelante la propuesta de Vox, el “primer gran acuerdo con la extrema derecha” del Botànic, por el que los ‘populares’ pierden la última fila.

“Se rompe la lógica y la tradición parlamentaria”, ha advertido la diputada, de que el partido del ‘president’, en este caso el PSPV, se sitúa a un lado con cinco filas, y el principal grupo de la oposición justo enfrente con el mismo número de filas. Ahora no será así y se rompe esa “simetría”, ha insistido, todo ello “con el ánimo de molestar al PP”.

No obstante, ha advertido de que ni con esta decisión sobre la ubicación ni con el reparto de metros cuadrados y despachos, en el que el PP “sale perjudicado” van a “encontrar” a los ‘populares’: “Cuanto menos espacio y cuantas más dificultades, más nos creceremos, más fuerza tendrá el PP fuera de estas paredes y más intensa será nuestra labor”.

Preguntada sobre si les molesta tener a Vox detrás, ha indicado que su malestar está en el “convencimiento” de que se ha elegido esa ubicación para “perjudicar al PP” porque ese partido ha variado su posición inicial y se han “entendido a la perfección” con Cs. Para Elena Bastidas, Unides Podem ha sido el “claro vencedor” en el reparto de espacios y quien “va a condicionar la política botánica”.

Por su parte, el síndic de Cs, Toni Cantó, ha señalado que les gusta la propuesta de reparto aprobada pero ya que Vox va a estar en la extrema derecha del hemiciclo, “los comunistas debían estar detrás del PSPV”, en el extremo izquierdo, pero “no los quiere”.

Ha justificado su preferencia por esta ubicación de Vox tras el PP y no detrás de Cs por la salida a los pasillos, señalando que el hecho de que estén en un lado o en otro “no les importa muchísimo”.

La portavoz adjunta de Unides Podem, Pilar Lima, ha indicado que finalmente se mantendrán en los escaños que ocupaban aunque piensan que merecen “otro espacio”. No obstante, son “generosos” y “los mejores sillones están en el Consell” y los han conseguido de la mano de Rubén Martínez Dalmau y Rosa Pérez.

El portavoz socialista, Manolo Mata, ha indicado que en Unides Podem “se han dado cuenta de que su opción de bajar era prácticamente inviable” y ha señalado que “ya está arreglado” todo lo referido al reparto de espacios de trabajo, indicando que los “perjudicados” en metros son los primeros en elegir despachos próximos al hemiciclo.

Respecto a la afirmación de Vox de que no los quiere nadie al lado, ha indicado que “las personas son súper respetables” y los diputados de esta formación son “muy amables, educados” y se han conformado con lo que se ha propuesto, por lo que pese a que sus ideas son “repugnantes”, el trato personal es bueno.

El síndic de Compromís, Fran Ferri, ha señalado que han apoyado esa propuesta porque Vox debe estar “donde le toca, en la extrema derecha” y ellos querían “tenerles más lejos” de su grupo.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

tres + 5 =

sagunt a escena 2019
turismo salou