25n
25N
25N

La cocina y la creatividad amenizan la Semana Santa valenciana en cuarentena

Hacer una mona de Pascua o fabricar un cachirulo en casa son algunas de las opciones lúdicas por excelencia

La cocina y la creatividad amenizan la Semana Santa valenciana en cuarentena

Durante el confinamiento, es difícil diferenciar unos días de otros y celebrar fechas señaladas sin que la situación de crisis o la obligación de permanecer en casa condicione nuestras actividades. Sin embargo, hay muchas acciones ligadas tradicionalmente a la Semana Santa en el ámbito de la Comunitat Valenciana que pueden adaptarse a la cuarentena y convertirse en opciones lúdicas que amenicen el confinamiento a toda la población. Elaborar dulces tradicionales, realizar manualidades en familia o preparar pruebas físicas son algunas de las alternativas que están a nuestro alcance.

La cocina se está extendiendo como la labor de cuarentena por excelencia. Muchas familias están poniendo a prueba sus capacidades culinarias con nuevas recetas o perfeccionando las que ya conocían. No obstante, más allá de panes, bizcochos y empanadillas —que son elaboraciones atemporales—, esta Semana Santa en casa nos da la oportunidad de aprender a preparar dulces típicos de la época. Con un poco de harina, levadura, leche, mantequilla, huevo, azúcar y sal podemos elaborar nuestra propia mona de Pascua casera. Existen, además, variaciones de la receta según la zona, así como diferentes denominaciones.

Mona de Pascua

Para decorar la mona de Pascua y hacer esta actividad extensible a todos los miembros de la familia, incluso a los más pequeños, podemos recubrir el dulce con diversos toppings, como anisetes de colores, almendras laminadas, nueces, pasas o bolitas de chocolate. Por supuesto, añadir un huevo cocido o un huevo de chocolate en el centro de la mona es el toque más especial e indentificativo. Pintar los huevos cocidos con colorante puede ser otra actividad muy entretenida para hacer con los niños y las niñas.

Huevos de Pascua

Los huevos son elementos propios de la tradición de la Pascua. No solo son los protagonistas en la elaboración y el resultado final de dulces como la mona, sino que dan mucho juego para realizar actividades creativas dentro de casa. Aparte de pintarlos con colorante y experimentar con diseños atrevidos y entretenidos para estimular la creatividad, existen otras formas de aprovechar este alimento para amenizar el confinamiento.

Durante estos días, en vez de romper los huevos que utilicemos para cocinar, podemos agujerearlos por arriba y por abajo, de forma que el interior caiga con tan solo soplar y podamos reutilizar la cáscara después de lavarla. Así, podemos rellenar las estructuras de los huevos —vacías y limpias— con productos que tengamos en casa, como arroz, lentejas, harina, confeti o papelitos de colores. Una vez rellenos, tapamos los agujeros con un poco de cinta adhesiva y decoramos el exterior de forma creativa, con témperas o siguiendo cualquier técnica artística o de improvisación. Tras finalizar la tarea, los huevos pueden utilizarse para decorar la casa, para jugar y hacer sonido con el relleno de su interior o, incluso, para chafarlos y descubrir lo que habíamos escondido dentro. También podemos jugar a encontrar los huevos por toda la casa y establecer pruebas y pistas para llegar a cada uno de ellos.

Cachirulos artesanos en los balcones

Además de las acciones relacionadas con la cocina, podemos desarrollar nuestra creatividad en casa de muchas otras formas. Ya que no podremos salir a empinar el cachirulo, tenemos la opción de dejar volar nuestra imaginación y fabricar uno en casa para colgarlo en el balcón. Se trata de una actividad que requiere concentración y puede ser de gran ayuda para compartir una labor didáctica y lúdica con los más pequeños.

Para elaborar el cachirulo, debemos tener en cuenta que su forma habitual es un hexágono irregular, aunque podemos darle la forma que más nos guste. Como material, podemos utilizar cartón o cartulina para la base de la plantilla, cañas o algún elemento similar y cordel, ya que tendremos que atar las cañas cruzadas al centro de la estructura. Es muy importante tener en cuenta la simetría del cachirulo. Podemos retirar la plantilla de cartón y recubrir la forma generada con las cañas con papel fino por uno de los reversos para hacer la cometa más ligera.

Estas son solo algunas ideas para amenizar la Semana Santa en cuarentena y escapar de la rutina del confinamiento. Por descontado, la creatividad es infinita, y dejarla volar tan alto como el cachirulo que este año no podremos empinar más allá de nuestros balcones puede ser el ingrediente esencial de nuestro entretenimiento.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

dieciseis − 13 =