25n
25N
25N

17M: 30 años de una victoria "parcial"

Hoy, 17 de Mayo, se celebra el Día Internacional contra la LGTBIfobia, hace 30 años que se eliminó la homosexualidad como una dolencia mental

17M: 30 años de una victoria "parcial"
17/05/2020 -

El 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó la homosexualidad del listado de dolencias mentales. Sin embargo, la victoria fue solo parcial, puesto que la transexualidad todavía no ha sido descatalogada en su totalidad. “Hay que reconocer oficialmente que las personas trans no tienen ninguna dolencia mental”, declara el colectivo LGTBI valenciano Lambda.

El estigma y la violencia hacia las personas LGTBI+ se justifica con determinados discursos de odio, hacia el colectivo LGTBI, que la mayoría de personas tenemos interiorizada, “por haber sido socializadas en el sistema cis-hetero-patriarcal misogino, racista, colonial y capitalista”, según Lambda. De este modo, es necesario hacerse conscientes de estos mensajes, según Lambda, “para poder modificar los comportamiento”.

Si queremos erradicar, de una vez por todas, el odio contra las personas homosexuales, trans y bisexuales en todos los ámbitos sociales: sanitario, cultural, educativo, deportivo… es fundamental la aprobación inmediata de una Ley estatal contra la LGTBIfòbia. Lambda

“Las entidades que luchamos contra los delitos de odio calculamos, a partir del número de casos de que tenemos conocimiento, que entre el 70 y el 80% de las agresiones LGTBIfobicas que se producen no se denuncian”, afirma Maria Jarga, coordinadora general de Lambda.

“Vivimos una situación muy vulnerable”, asegura Guillem Montoro, concejal en el Ayuntamiento de Paiporta por Compromís, y primer hombre transexual visible del Estado español en acceder a este cargo. Por otra parte, esta situación vulnerable ha causado, segñun Montoro que, “debido al confinamiento muchas personas trans, especialmente mujeres, hayan perdido su trabajo o recursos básico para sobrevivir.”, además, “muchas personas LGTB han tenido que vivir un doble confinamiento, volviendo al armario al volver a las casas familiares”.

A pesar de los cambios sociales y legislativos, especialmente el reconocimiento de los derechos civiles para parejas del mismo sexo, en nuestro país, la LGTBIfobia persiste en numerosos sectores de nuestra sociedad, mostrándose con muchas y varias caras. Guillem Montoro

Mayoritariamente, la sociedad valenciana es avanzada y abierta, y así nos lo afirma Alberto Ibáñez, Secretario Autonómico de Igualdad y Diversidad de la Generalitat Valenciana. Ibáñez destaca la importancia que a lo largo de los últimos años ha vivido el colectivo y que ha ayudado a avanzar en la igualdad y la diversidad. “Afortunadamente, las generaciones más jóvenes militamos en la causa lgtbi independientemente de nuestra orientación, pues, hemos entendido que solo podemos ser felices si el conjunto de la sociedad lo es”, afirma Alberto Ibáñez.

La primera legislatura del Botànic fue “muy intensa”, asegura Ibáñez, quien destaca “la creación de la primera dirección general de igualdad en la diversidad, encabezada por un gran activista como José de Lamo”. Por otra parte, se tiene que hacer mención especial a la aprobación de las leyes más avanzadas en materia LGTBI y trans y también a la apertura de las oficinas Orienta, con las que se presta un servicio de atención a familias y personas LGTBI “donde la gestión de las emociones junto a la protección de derechos es vital”, cuenta Alberto Ibáñez, Secretario Autonómico de Igualdad y Diversidad de la Generalitat Valenciana.

Todavía nos resta mucho, personalmente, creo que la prioridad tiene que ser la inserción sociolaboral de personas trans y la visibilidad de mujeres lesbianas y bisexuales. Alberto Ibáñez

https://twitter.com/franferri_/status/1065204128291405825?s=20

Si en numerosas ocasiones el colectivo LGTBI, en los ei conjunto, se encuentra estigmatizado e invisibilizado, dentro del mismo todavía hay un grupo que sufre todas estas discriminaciones y invisibilització por partida doble, el colectivo lésbico. Luisa Notario, regidora del Ayuntamiento de València y activista lésbica nos cuenta que “vivimos en una sociedad patriarcal que nos relega a las mujeres en general a un segundo plano”, de este modo, la concejala nos explica que “el hecho de ser mujer, además, desafía por un lado la heteronormatividad pero también las normas sexuales y de género dominantes, suponiendo una amenaza paraa los privilegios normativos”.

Sin embargo, a pesar de que “en los últimos años hemos avanzado mucho gracias al trabajo hecho” Luisa Notario declara que “somos pocas las mujeres lesbianas que ocupamos el espacio público de manera visible“, es por eso que el trabajo y la lucha de las mujeres lesbianas dentro del movimiento feminista y el movimiento LGTB+ ha facilitado, por un lado “la incuestionable alianza entre los dos movimientos y el posicionamiento de las reivindicaciones de las mujeres LGTB dentro de las estrategias políticas“, nos cuenta Notario.

En el Día Internacional contra la LGTBIfobia, Notario quiere aprovechar para remarcar una tarea tan importante como la visibilidad, puesto que “es imprescindible recordar que todavía hay muchas mujeres y hombres en el mundo con orientaciones sexuales y géneros no normativos para quién ser visibles puede suponer la muerte, torturas, la prisión o ser repudiados o repudiadas por sus familias”.

La visibilidad es sinónimo de libertad para poder vivir una vida llena, sin armarios ni mentiras. La visibilidad significa dignidad para estimar, desear y ser como queramos. Hasta conseguir la plena igualdad tenemos que reivindicarnos y visibilizarnos, por nosotros y por las que no pueden hacerlo. Luisa Notario

Como bien afirmaba Ibáñez anteriormente, “la sociedad valenciana es avanzada y abierta” y en cierto modo, las leyes valencianas pioneras en materia LGTBI y Trans “tienen un efecto legitimador”, afirma José de Lamo, Director general de Igualdad en la Diversidad. “El territorio valenciano ha avanzado mucho en el reconocimiento de la diversidad en las últimas décadas, pero nos queda mucho para ser una sociedad plenamente respetuosa, donde la discriminación no tenga cabida”, declara de Lamo.

“El ejemplo de los dos agentes de la Policía Local de Benidorm humillando a una mujer trans evidencia que estamos lejos encara de una sociedad 100% respetuosa con la diversidad“, es por eso que José de Lamo recuerda que “hace poco más de cuarenta años las personas LGTBI éramos encarceladas” en este país “por el hecho de serlo”, “consideradas como peligrosas sociales“. “Si las administraciones dedicamos esfuerzos y políticas a la igualdad LGTBI es porque esa tarea es fundamental para la construcción de la sociedad que volamos, puesto que con la formación se eliminan estereotipos y prejuicios que en muchos casos son los cimientos de la discriminación, y solo con la educación construimos el futuro y mejoramos el presente”, nos cuenta de Lamo.

Todo lo que acabamos de leer evidencia que somos una sociedad más respetuosa respecto a años anteriores, pero, ¿hace falta un día como el 17M como el Día Internacional contra la LGTBIfobia?

“Y tanto que hace falta”, afirma José de Lamo, quien pide “no olvidar tampoco, que en estos momentos hay 68 países donde ser LGTBI está penado, y en 12 de ellos la condena puede llegar hasta la muerte“.

Mientras haya una persona LGTBI que sufra en cualquier lugar del mundo por no poder vivir libremente, este día tendrá sentido. Desgraciadamente hoy en día, no es una persona, son millones las que viven en esa situación. José de Lamo

A pesar de que este año no se podrá reivindicar en las calles la diversidad y la igualdad, la visibilidad es clave para lograr la igualdad real de las personas LGTBI y el derecho a una convivencia diversa y abierta. “Con mucho, las redes sociales tendrán un peso relevante, porque lo más importante es que defendemos la libertad de estimar y la igualdad para expresarnos en la cotidianidad a lo largo de todo el año“, afirma Alberto Ibáñez.

La educación es, sin duda, la principal herramienta para transmitir valores de igualdad, de forma que hace falta una mayor implicación de autoridades educativas y centros escolares para garantizar una educación inclusiva que pueda proteger y reconocer la diversidad afectiva-sexual de las personas”. Guillem Montoro

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

doce + cuatro =