25n
25N
25N

14 años del accidente de metro más trágico de España

El 3 de julio de 2006, el tren de la línea 1 descarrilaba cobrándose la vida de 43 personas

14 años del accidente de metro más trágico de España
03/07/2020 -

El 3 de julio de 2006, a las 13:10 horas, Valencia vivía el accidente de metro más trágico de España. 43 personas fallecían, y otras 47 resultaron heridas. Un trágico suceso que, durante años, cayó en un olvido más que programado. Y es que, en ese mismo instante, comenzó, por parte de las instituciones valencianas que gobernaban entonces, la estrategia del silencio. Pero las familias de las víctimas no iba a estar calladas y se unieron para pedir justicia bajo el nombre Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio.

Las concentraciones en la plaza de la Virgen se empezaron a suceder cada 3 de julio de cada mes. El objetivo no era otro que los verdaderos responsables se sentaran ante la Justicia. Sin embargo, el punto de inflexión llegó con el programa ‘Salvados’ de Jordi Évole que no solo visibilizó, a nivel nacional, la situación que vivían las víctimas del accidente de metro, sino que consiguió movilizar a toda una sociedad.

Y llegó el día en el que el Parlamento Europeo atendió las reivindicaciones de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de julio; el nuevo Gobierno valenciano pidió perdón por el silencio y la manipulación de sus antecesores; y Las Cortes Valenciana iniciaron una nueva investigación tanto del accidente, como de la gestión, en la que, esta vez sí, se identificaron a los responsables.

Tras más de 13 años de lucha incansable, los familiares y víctimas del accidente pudieron, por fin, “descansar”. Un acuerdo entre los acusados y la Fiscalía Provincial de València evitó la celebración del juicio a cambio de que se asumieran responsabilidades y se evitaran posibles absoluciones. De esta manera, cuatro exdirectivos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana fueron condenados a un año y diez meses de prisión por el accidente en la Línea 1 de Metrovalencia.

“Se hace justicia. Se reconoce que la culpa no fue del conductor, sino de los directivos”, señalaba, entonces, Rosa Garrote, presidenta de la AVM3J. “En 2006 y años sucesivos negaron la responsabilidad de los directivos y la mala gestión de la empresa. Sostenían que la responsabilidad era del conductor y que todo estaba bien hecho. Ahora, han reconocido su culpabilidad y que, efectivamente, se hicieron las cosas mal. Es una lástima que hayamos tenido que llegar hasta ahora, que ese reconocimiento de culpa no llegara los días posteriores al accidente. Habría ahorrado todo este sufrimiento, pero nos quedamos con lo positivo”.

El accidente fue causado por un exceso de velocidad que se produjo por no contar ni con unas correctas medidas de seguridad ni con unas balizas en estado óptimo. Esto provocó que la velocidad del tren no se redujera de forma automática como ocurre habitualmente. Sin embargo, diez días después de descarrilar el tren, Les Corts abrieron una comisión de investigación que se resolvió, con los únicos votos a favor del PP, que la causa del accidente fue la excesiva velocidad del maquinista, que falleció, y que la línea de metro era segura.

Tras conocerse la sentencia, Garrote expresaba su satisfacción por haber conseguido “todo lo que se podía conseguir”, y añadía, “la empresa dice que sí a todo lo que se ha estado negando estos más de 13 años. Asumen las deficiencias en las infraestructuras y material móvil y en la formación y selección del personal, que ponían de manifiesto unos defectos muy graves de seguridad en la Línea 1. Todos ellos eran conscientes de tales deficiencias, que conllevaban un riesgo grave para la seguridad y, aun así, no hicieron nada para evitarlo”.

El pasado 3 de marzo, la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio convocó la última concentración en la plaza de la Virgen para despedirse de todas las personas que, durante estos largos años, les han estado apoyando en sus reivindicaciones. “Creemos que es bonito volver otra vez a la plaza, pero esta vez para celebrar con todos los ciudadanos que han estado mes a mes, aquí, con todos nosotros reclamando responsabilidades”. Como acto simbólico, la asociación cambió la conocida pancarta de ‘43 muertos + 47 heridos = 0 responsables’ por la de ‘43 muertos + 47 heridos = FGV responsable’. “Por fin hemos podido ponerles nombres y apellidos”.

Para la memoria colectiva quedan otras muchas muestras reivindicativas como la película ‘La Estrategia del Silencio’, el cómic ‘El día 3’ o los 50 relojes parados a las 13:10 horas que recordarán, para siempre, a las víctimas del metro de València.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

4 × uno =